Antonio Santana Falcón. Me falta el aire .Gran Canaria.1ºC

                                                      Me falta el aire

Eran las siete de la  noche , cuando estrelló un cometa enorme sobre la casa de mi vecino Juán.¡Suerte que no estaba , estaba haciendo sus compras .Me fui  a dormir .Eran las dos de la tarde .Cuando me di cuenta ,estaban cayendo millones y millones de cometas . La ciudad de Nueva York estaba aterrorizada .Destruyeron coches  ,almacene ,tiendas , etc .Pero lo peor fue que destruyó toda la comida que teníamos .Me dirigí asustado hacia el campamento de salvación, donde no podían alcanzar los cometas .A las dos horas me roso Un cometa de .Acudieron enseguida dos médicos que andaban por allí. Uno de ellos me dijo que como estaba ,y yo le contesté :me falta el aire .Me desmallé .Cuando me desperté vi a un medico y le pregunté: donde estoy .Y el me contestó :estas en el campamento de salvación .Cuando me enteré me relaje y heché a dormir tranquilamente pensando en que ya no estaría mas en peligro.

                                                               Fin

 

 

 

 

 

 

 

                                                                                                   Autor :Antonio Santana Falcón

                                                                                                   Isla :Gran Canaria

                                                                                                    Título : Me falta el aire                 

Silvia Moreno Gil. A las 7 en punto. Gran Canaria

A las siete de la mañana

Una mañana de invierno, una pareja de jóvenes, independizados, se despertaron un martes a las siete de la mañana por el ruido del timbre. Al abrir la puerta, se encontraron con un cartero, que traía una carta en la mano. El cartero le acercó al chico la carta y se fue. El chico cerró la puerta y fue hacia la cocina donde estaba su novia.

 Al abrir la carta se dio cuenta de que se trataba de dos pasajes para ir a Londres. No tenían ni idea que se trataba. Decía que tenían que salir hacia el aeropuerto el miércoles a las siete, así que desayunaron y se vistieron para ir a contárselo a sus familiares y despedirse de ellos.

El miércoles a las cinco y media de la mañana sonó el despertador, ellos no dudaron en levantarse, desayunar y vestirse, después cogieron las maletas, se subieron al coche y fueron hacia el aeropuerto.

Cuando llegaron allí no sabían qué hacer, eran las siete, de repente se le acercó una chica. No sabían de quién se trataba, así que ella les explicó que había sido contratada para ayudarlos en el viaje.

Era jueves por la mañana cuando llegaron a Londres.

 En el hotel a las siete les habían preparado un buen desayuno.

Los dos estaban muy extrañados por que se dieron cuenta que cada día a las siete de la mañana les pasaba algo bueno, no sabían por qué pero allí se lo pasaban tan bien que les daba igual.

Pasaron allí una semana,  la chica les enseño más o menos la ciudad.

Era jueves y ya tocaba volver a casa, pero se habían enamorado de la ciudad y decidieron quedarse allí a vivir y formar allí una familia.

Inexplicablemente solo aquella semana todos los días a las siete de la mañana les pasaban cosas buenas.

Javi Molina Mendoza.¡Me falta el aire! .Gran Canaria

Un día estaba por la mañana en mi casa, de pronto mi madre mi preguntó que si queria ir a la playa, yo sin pensarmelo le dije que si.Cuando ya estabamos en la playa,yo queria ir a darme un baño.Entré en el agua y me fui muy adentro.De tan adentro que estaba me faltaba un poco de aire  y parecía que me iba a hundir. Yo intenté escapar de allí, pero era muy difícil.Mi madre me vió y fue a ayudarme rápidamente.Ella estaba muy nerviosa porque no sabia que hacer.Yo cada vez me hundia más.Mi madre me encontró en el fondo del mar.Afortunadamente estaba sano y salvo.Todavía me acuerdo de aquel día.

julia lopez rivero.gran canarias.necesito aire.

Te imaginas estamos en un planeta dentro de una galaxia que a su vez esta rodeada de galaxias.El espacio es infinito y nosotros estamos en un  cachito diminusculo en un pequeñisimo planeta.
Nosotro no importamos ,algun planeta importa esta es mi pregunta -¿el espacio es infinito?.Los astronautas descubren nuevos mundos la Luna,Marte que suerte poder flotar en esos mundos que de
pequeños siempre quisimos ver.Los primeron astronautas eran animales no funciono y se les acavo el aire los pobres se aficciaron hoy en dia con las nuevas tecnologias eso no pasa por suerte.
Nosotro para ver esos mundos solo tenemos que volar en nuestra imaginacion o tambien hacer la carrera de astronauta es una forma pero lo primero lo podemos hacer donde y cuando quieras
lo segundo tenemos que esperar mas de diez años y despues pasar por una lista de astronautas que te elijan y despues exponerte a unas pruebas fisicas bastante conplicadas de consegir y
sobrevivir...

Averigua cuales amigos te borraron de Facebook o MSN




¡Almudena Vega Delgado te invita a que te fijes quién te ha eliminado de su lista de amigos!
MSN Messenger es una marca registrada de Microsoft Corporation. Este e-mail fue enviado porque Almudena Vega Delgado ha decidido invitarte a usar el servicio.

A las 7 en punto - Arianna Molina Garcia, 1º ESO B

A LAS 7 EN PUNTO
Todo comenzó a las siete en punto, hora a la que usualmente me levanto para empezar ha prepararme y dirigirme al instituto, pero ese miércoles veintidos marcó mi vida y ese sonido de la alarma a las siete en punto fue el aviso de que comenzaba un maravilloso dia, un dia en el que la vida por fin me sonreiria, un dia en el que llevare la música a todo volumen en mis oidos sin importarme la gente de mi alrededor, un dia en el que me levantare y asomandome a la ventana sin importarme nada gritare -¡Que si que es verdad que estoy loca pero ya no me importa nada!. Simplemente me decidi a cruzar mis miedos a aprender a tomar mis propias deciciones, a decidir por mi, y a mirar solo por mi, porque si no lo hago ¿Quién lo hará?

A LAS 7 EN PUNTO - Arianna Molina Garcia, 1º ESO B

                             A LAS 7 EN PUNTO
Todo comenzó a las siete en punto, hora a la que usualmente
me levanto para empezar ha prepararme y dirigirme al instituto
pero ese miércoles veintidos marcó mi vida y ese sonido de la
alarma a las siete en punto fue el aviso de que comenzaba un
maravilloso dia,un dia en el que la vida por fin me sonreira, un
dia en el que me llevare la música a todo volumen en mis oidos
sin importarme la gente de mi alrededor, un dia en el que me
levantare y asomandome a la ventana sin importarme nada
gritare -¡Que si que es verdad que estoy loca pero ya no me
importa nada!. Simplemente me decidi a cruzar mis miedos
a aprender a tomar mis propias deciciones, a decidir por mi,
y a mirar solo por mi, porque si no lo hago ¿Quién lo hará?

a las 7 en punto ARIANNA MOLINA GARCIA 1ºESO B GRAN CANARIA

                                           A LAS SIETE EN PUNTO
                       
Todo comenzó a las siete en punto, hora a la que usualmente
                        me levanto para empezar ha prepararme y dirigirme al instituto
                        pero ese miércoles veintidos marcó mi vida y ese sonido de la
                        alarma a las siete en punto fue el aviso de que comenzaba un
                        maravilloso dia,un dia en el que la vida por fin me sonreira, un
                        dia en el que me llevare la música a todo volumen en mis oidos
                        sin importarme la gente de mi alrededor, un dia en el que me
                        levantare y asomandome a la ventana sin importarme nada
                        gritare -¡Que si que es verdad que estoy loca pero ya no me
                        importa nada!. Simplemente me decidi a cruzar mis miedos
                        a aprender a tomar mis propias deciciones, a decidir por mi,
                        y a mirar solo por mi, porque si no lo hago ¿Quién lo hará?

Jorge Javier Gil Moreno. Gran Canaria. A las siete en punto

Yo a las siete de la tarde me encontré un caballo que se llamaba Gradu tenía una silla atada en el lomo, me monte y fui de pueblo en pueblo buscando a su dueño, no lo encontré  entonces yo cuide al caballo.

A la semana fui otra vez pero ahora mucho más lejos  y tampoco lo encontré, le pregunta a gente de todos sitios, desde los más jóvenes hasta señores mayores. Un día con le esperanza de encontrar a su dueño me fui al un barrio que habían pocos habitantes  tampoco era de nadie. Pues tome la decisión de quedármelo, lo pasamos genial corriendo por las praderas. Al cabo de ocho años se murió. Siempre recuerdo el día y la hora que me lo encontré eran las siete en punto

Carlos Rivero Guillén . Gran Canaria . A las 7 en punto

Todos los días a las 7 de la mañana yo me levanto para ir a clase, intento prepararme lo más rápido posible para que no se me escame la guagua. Cuando llego  a mi casa me visto para ir a entrenar a Jindama, cerca de las 7 de la tarde termino de entrenar y me voy a la ducha  y de la ducha me voy a mi casa.

Los fines de semana suelo salir a las 7 para el agujero donde puedo estar hasta las tantas de la madrugada o me puedo pegar varias jugando ala playa  o estar conectado hablando con los colegas  menos con uno Jorge Javier Gil Moreno  que es un pesado que no se está callado , hasta que es lunes y me tengo que volver a levantar a las 7 de la mañana .

 

Carkos Rivero Guillén . Gran Canaria . A las 7 en punto

Todos los días a las 7 de la mañana yo me levanto para ir a clase, intento prepararme lo más rápido posible para que no se me escame la guagua. Cuando llego  a mi casa me visto para ir a entrenar a Jindama, cerca de las 7 de la tarde termino de entrenar y me voy a la ducha  y de la ducha me voy a mi casa.

Los fines de semana suelo salir a las 7 para el agujero donde puedo estar hasta las tantas de la madrugada o me puedo pegar varias jugando ala playa  o estar conectado hablando con los colegas  menos con uno Jorge Javier Gil Moreno  que es un pesado que no se está callado , hasta que es lunes y me tengo que volver a levantar a las 7 de la mañana .

 

Beatriz.T.Ojeda Méndez

                                            A LAS 7 EN PUNTO
Hola, me llamo Laura y tengo mas o menos tu edad, y os  contaré cómo fue mi verano.
Era 17 de Julio, me había ido de vacaciones con mis padres y mi hermano Daniel, nos fuimos al sur Dunas Hotel y Resort, eran muy bonitos, eran una especie de bungalow, con sus flores, su pequeño césped, en teoría estaba super bonito.
Todas las mañanas me levantaba a las 7 de la mañana, porque oía las olas del mar, y me encantaba; levantaba a mi padres y a mi hermano, nos vestíamos, nos poníamos los bañadores, cogíamos la crema solar y la cámara o los móviles.
A las 2 y media, íbamos al restaurante, nos íbamos a nuestro bungalow y descansábamos y luego otra vez a la piscina hasta las 7 y media, luego nos íbamos a nuestro bungalow, y sacábamos la ropa que nos íbamos a poner cada uno, mientras que uno a uno nos bañábamos, y nos poníamos guapos,  porque cuando terminamos de cenar, en el salón de fiestas desde las 8 y media hasta las 9 y media eran actividades con los niños/as y a las 10:45 empezaban las actuaciones como por ejemplo un show de papagayos, concursos de baile… etc. Nos lo pasamos genial.

                                                                         A LAS 7 EN PUNTO
Hola, me llamo Laura y tengo mas o menos tu edad, y os  contaré cómo fue mi verano.
Era 17 de Julio, me había ido de vacaciones con mis padres y mi hermano Daniel, nos fuimos al sur Dunas Hotel y Resort, eran muy bonitos, eran una especie de bungalow, con sus flores, su pequeño césped, en teoría estaba super bonito.
Todas las mañanas me levantaba a las 7 de la mañana, porque oía las olas del mar, y me encantaba; levantaba a mi padres y a mi hermano, nos vestíamos, nos poníamos los bañadores, cogíamos la crema solar y la cámara o los móviles.
A las 2 y media, íbamos al restaurante, nos íbamos a nuestro bungalow y descansábamos y luego otra vez a la piscina hasta las 7 y media, luego nos íbamos a nuestro bungalow, y sacábamos la ropa que nos íbamos a poner cada uno, mientras que uno a uno nos bañábamos, y nos poníamos guapos,  porque cuando terminamos de cenar, en el salón de fiestas desde las 8 y media hasta las 9 y media eran actividades con los niños/as y a las 10:45 empezaban las actuaciones como por ejemplo un show de papagayos, concursos de baile… etc. Nos lo pasamos genial.

A las siete en punto. Javi Molina Mendoza. Gran Canaria

Una vez yo estaba durmiendo tranquilamente y eran las siete de la mañana,cuando siento un ruido extraño en la puerta me levanté para ver quién era.Miro y era mi hermano que llegaba de la discoteca,le dije como te atréves a llegar a las siete de la madrugada,el me dijo, es que me emborraché con unos colegas,por favor no le digas nada a mamá que se me enfada y es muy pesá.Pues vale pero cuando salgas procura llegar un poquito antes que son las siete en punto y tengo que ir a clase.Otro día volvió a salir, pero ese día si volvió pronto.

victor teacoronte benitez a las siete en punto

A las siete en punto
A las siete en punto me desperté  agitado sin saber donde estaba tarde bastante tiempo en darme cuenta de donde estaba mi cama y me di cuenta de que había llegado a las cinco de la mañana.
Siete y cuarto
Llegue a la cocina y mi madre de brazos cruzados me dijo que sea la última  vez que e tu llegas a las cinco de la madrugado, desayune y me fui a preparar las cosas del cole.
Ocho menos cuarto
Mire el horario y vi que tenia lengua, mate, sociales, francés, naturales e inglés.
Ocho y cuarto
Me tire en el sillón y empecé a ver  top gear  y sin querer me quede dormido
Ocho y media
Me desperté y vi el reloj
¡Nueve menos veinticinco!
¡Que llego tarde!

Fw: A las siete en punto. Aruma Hernández navarro.

 
 
Sent: Monday, March 19, 2012 6:26 PM
Subject: A las siete en punto. Aruma Hernández navarro.
 
Todos los días a  las siete en punto tocaban las campanadas de la iglesia. Pero hoy no se oyeron. La gente del pueblo se miraban y decían ya llego el día, hoy cumple años el campanero ¿cuantos cumplirá ?  todos decían yo creo que ochenta y ocho yo creo que ochenta y cuatro . Uno dijo, bueno no vale la pena pelearse por la edad que tiene. A  lo lejos el campanero celebraba  su cumpleaños con sus hijos y su nieto. El campanero estaba feliz, por estar rodeado por la gente que le quería.El campanero dijo: cundo yo me vaya de este mundo te dejo mi puesto  ,recuerda que a las siete en punto tienes que subir a lo alto de la torre y tocar las campanadas, nunca lo olvides . El nieto lo miro y le dijo: si abuelo , lo haré  con mucho gusto .El campanero sonrió  .Le trajeron la tarta y el viejo campanero sopló. las velas y pidió un deseo. E l campanero cumplía ochenta y seis años y estaba claro que dentro de poco llegarían su fin .Al cabo de unos cuantos meses el campanero falleció , todos estaban muy triste .El niño como le prometió  a su abuelo todos los dias a las siete en punto subía a la torre y tocaba las campanadas.

A LAS SIETE EN PUNTO - TADEO JIMENEZ GARCIA

Eran las siete en punto de la mañana, y yo venia llegando con mis amigos a mi casa; había estado toda la noche con ellos en una discoteca. Cuando abrí la puerta, mi madre me estaba esperando sentada en el sofá con la luz encendida, se giró hacia mi y me preguntó: ¿Dónde has estado? y yo muy borracho le respondí: Estudiando mamá !no me ves¡ Entonces ella me dijo: !mentira¡ llevas una lata de cerveza con alcohol en la mano y apestas a tabaco. En ese momento fui a dormir pero antes de llegar a la cama de tan bebido que estaba me caí al suelo y me dormí allí. A la mañana siguiente me levanté con mucha resaca y mi perro me estaba mordiendo los pantalones, mi madre me preparó el desayuno pero al final era la arena sucia del gato. Jamás volví a salir de fiesta ¡nunca!

A LAS 07:00 EN PUNTO

Eran las siete en punto de la mañana, y yo venia llegando con mis amigos a mi casa; había estado toda la noche con ellos en una discoteca. Cuando abrí la puerta, mi madre me estaba esperando sentada en el sofá con la luz encendida, se giró hacia mi y me preguntó: ¿Dónde has estado? y yo muy borracho le respondí: Estudiando mamá !no me ves¡ Entonces ella me dijo: !mentira¡ llevas una lata de cerveza con alcohol en la mano y apestas a tabaco. En ese momento fui a dormir pero antes de llegar a la cama de tan bebido que estaba me caí al suelo y me dormí allí. A la mañana siguiente me levanté con mucha resaca y mi perro me estaba mordiendo los pantalones, mi madre me preparó el desayuno pero al final era la arena sucia del gato. Jamás volví a salir de fiesta ¡nunca!

A LAS SIETE DE LA MAÑANA. ISMAEL ROBAINA QUINTANA 1C, GRAN CANARIA

Era un niño llamado Pablo García Moreno de nueve años de edad que vivía a las afueras de la ciudad, en un pueblo llamado Trasmontaña. El vivía con su padre Nicolás, su madre Mónica, sus abuelos Domingo y Juana y su tío Perico apodado "El Rubio".
En la granja donde vivían había un hermoso jardín donde Pablo jugaba con su perra Vega, también había muchos animales como: cerdos, caballos, vacas, patos, gallinas y un gallo  al que la familia le tenía mucho cariño pues era especial por su hermosa cresta amarilla brillante.
Todos los días la familia a las siete de la mañana estaba en pie y cada uno se dedicaba a sus tareas, todos menos Pablo que se levantaba siempre un poco más tarde.
Un día de primavera el gallo de la cresta amarilla se acercó a su ventana y empezó a picotearla y a cantar, despertando así a Pablo.
Pasaban los días y el gallo de la cresta amarilla brillante seguía despertando a Pablo justo  a las siete en punto.
Llegó el verano y el gallo seguía igual, hasta que un día Pablo se enfadó y pensó como podría vengarse del gallo, y así darle un escarmiento. A la mañana siguiente Pablo se levantó a las seis de la mañana, caminó muy despacio hasta entrar en el gallinero, buscó entre todas las gallinas y gallos hasta que el amarillo brillante de su cresta destacó entre todos, se acercó y le cantó muy fuerte "ki=ki=ri=ki=ki=ki=ri=kiiiiiiiiiiiiiiiiii", el gallo se despertó y se asustó armando un gran revuelo dentro del gallinero. El niño se marchó feliz con la idea de poder dormir tranquilo ya que el gallo no lo volvería a despertar más. 
A la mañana siguiente................................esto será otra historia.
 
FIN                ISMAEL ROBAINA QUINTANA 1C, Gran Canaria       

 

A LAS SIETE DE LA MAÑANA. ISMAEL ROBAINA QUINTANA 1C,GRAN CANARIA

Erase un niño llamado Pablo García Moreno de nueve años de edad que vivía a las afueras de la ciudad, en un pueblo llamado Trasmontaña. El vivía con su padre Nicolás, su madre Mónica, sus abuelos Domingo y Juana y su tio Perico apodado "El Rubio".
En la granja donde vivían había un hermoso jardín donde Pablo jugaba con su perra Vega, también había muchos animales como: cerdos, caballos, vacas, patos, gallinas y un gallo  al que la familia le tenía mucho cariño pues era especial por su hermosa cresta amarilla brillante.
Todos los días la familia a las siete de la mañana estaba en pie y cada uno se dedicaba a sus tareas, todos menos Pablo que se levantaba siempre un poco más tarde.
Un día de primavera el gallo de la cresta amarilla se acercó a su ventana y empezó a picotearla y a cantar, despertando así a Pablo.
Pasaban los días y el gallo de la cresta amarilla brillante seguía despertando a Pablo justo  a las siete en punto.
Llegó el verano y el gallo seguía igual, hasta que un día Pablo se enfadó y pensó como podría vengarse del gallo, y así darle un escarmiento.A la mañana siguiente Pablo se levantó a las seis de la mañana,camino muy despacio hasta entrar en el gallinero, buscó entre todas las gallinas y gallos hasta que el amarillo brillante de su cresta destacó entre todos, se acercó y le canto muy fuerte "ki=ki=ri=ki=ki=ki=ri=kiiiiiiiiiiiiiiiiii", el gallo se despertó y se asustó armando un gran revuelo dentro del gallinero. El niño se marchó feliz con la idea de poder dormir tranquilo ya que el gallo no lo volvería a despertar mas. 
A la mañana siguiente ................................esto sera otra historia.
 
FIN                ISMAEL ROBAINA QUINTANA 1C , Gran Canaria          

A las siete en punto.Johanna Gabriela De Agrela

A las siete en punto 

 

 

A las siete en punto del día Sábado

en la mañana salimos con un grupo

de amigos del norte de Gran Canaria

hacia unas cuevas en Telde con el

fin de pasar dos días de acampada y

aprovechar el puente de San José ,

pasamos un día genial y a las siete

en punto de la noche nos reunimos

en torno a una mesa para conversar

y luego proceder a cenar , al día

siguiente a las siete en punto de

la mañana llegaron otros amigos a

despertarnos para desayunar churros

con chocolate caliente, después de

un día fabuloso sobre  las siete

en punto de la noche del día domingo

recogimos nuestras pertenencias

para regresar.

 

 

 

 

A las siete en punto.Johanna Gabriela De Agrela.

      A las siete en punto

 

A las siete en punto del día Sábado en

la   mañana   salimos  con   un   grupo

de amigos del norte de  Gran  Canaria

hacia  unas  cuevas  en  Aguatona  de

Telde con el fin de  pasar  dos días de

acampada y aprovechar el  puente de

San José; Pasamos un día  genial  y a

las  siete  en  punto  de  la  noche nos

reunimos en torno  a  una  mesa  para

conversar  y   luego  proceder a cenar,

al  día  siguiente  a  las siete en punto

de  la  mañana  llegaron otros amigos

a    despertarnos    para     desayunar    

churros     con    chocolate     caliente,     

después de un    día    fabuloso  luego

a  las  siete  en  punto de la noche del 

día   domingo   recogimos     nuestras         

pertenencias      para     regresar      a

nuestra casa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A LAS SIETE EN PUNTO.Luis Matías Vega Guerra.Gran Canaria.

A LAS SIETE EN PUNTO


En mi, barrio San Isidro, cuando venían las fiestas que duraban quince días siempre venían unas cuantas atracciones por ejemplo: los cochitos, unas casetas para lanzar dardos, otras para lanzar una pelota y conseguir algunos premios pero la que a mí me gustaba mas era la búsqueda del tesoro que siempre empezaban a las siete en punto y que consistía en buscar unas pistas para conseguir un premio que a mí me gustaba mucho.   La parte mala era que cansaba mucho y por eso las personas dejaban de jugar muy rápido y yo también algunas veces pero la última vez que jugamos mi equipo y yo quedamos segundos y conseguimos también el premio que era todos los años a las siete en punto, todos, todos los años se celebraba el juego a las siete en punto y por eso las siete en punto era la hora que mas me gustaba de las fiestas de San Isidro.

A las siete en punto de la mañana.Almudena Vega Delgado.Gran Canaria

                     Viernes 7:00 de la mañana, suena el despertador ,y,yo sumergida todavía en mis mas placentero sueño pienso,si apagarlo, seguir durmiendo o levantarme y enfrentarme a un  nuevo día.De repente una luz se enciende en mi cabeza,es viernes,acaba la semana y el fin de semana está lleno de acontecimiento,compras,visitas familiares y mi tan ansiado viaje a lo desconocido,¡Por fin iré con mis amigas al cine y veré una película de miedo!.Mi madre enciende la luz de mi habitación y me levanta como todos los días¡Niña a desayunar!,radiante me levanto sin poder apartar de mi mente todo lo que había pensado...
Mientras me ducho escucho mi canción preferida,de repente suena el móvil,es una amiga para preguntar si había examen hoy,la ilusión del fin de semana había echo que me olvidara que tenía un examen de francés,pero yo lo tenía todo controlado,así que disipé sus dudas y le dije que se diera prisa,que en diez minutos iba a buscarla.

A las siete en punto. Jose Santana Rodríguez. Gran Canaria

Era domingo por la noche y puse mi despertador a las siete en punto para ir al instituto. Cuando sonó el derpertador sentí en la ventana de mi habitación un pájaro que cantaba y tocaba con su pico en el cristal. Me levanté corriendo y ya no estaba. ¡Qué cosa más rara!,pensé. Se lo conté a mi madre que estaba en la cocina. Ella me dijo: Seguro que estabas soñando. Pasó el día. El lunes por la noche vuelvo a poner mi despertador. Estaba bastante cansado porque por la tarde terminé los deberes a las siete. Me acosté temprano,puse el despertador. Ya le había puesto pilas nuevas. Me desperté dos minutos antes de las siete, esperaba que sonara el despertador pero, ¡tampoco sonó! El pájaro estaba de nuevo en la ventana como si estuviese llamándome. Desde entonces le llamo mi despertador preferido: El de las siete en punto.

A las siete en punto de la mañana. Luz Marina Pulido Santiago. Gran Canaria

                 A LAS SIETE EN PUNTO DE LA MAÑANA
 
El día veintitrés de marzo quedamos un grupo de amigos y amigas para salir de marcha. Era un sábado por la noche  y nos vimos en Las Canteras. Por el camino nos encontramos una discoteca. Entramos y estuvimos bailando hasta las siete en punto de la mañana. Cuando saliamos de la discoteca fuimos al aparcamiento para buscar el coche. Mientras caminábamos se acercaron un par de matones a nosotros. Uno de ellos le quitó el bolso a Sandra. Después, salieron corriendo ellos y nosotros corrimos detrás de ellos. Nos dividimos en grupos y nos pasamos todas Las Canteras buscándolos. Se escondieron en un portal y uno de nosotros lo vio.Nos quedamos quietos y llamamos a la policía, que enseguida vino. Mientras la policía intentaban atraparlos, una señora sale de su casa y uno de los gamberros la coge como rehén. Un policía se mete por detrás del edificio y logra  llegar al muchacho  y lo detiene por la espalda. La señora se quedó libre pero se llevó un buen susto. Nosotros recuperamos el bolso de Sandra y después todos nos fuimos a casa a dormir tranquilos.

A las siete en punto.Silvia Moreno Gil. Gran Canaria

A las siete de la mañana

Una mañana de invierno, una pareja de jóvenes, independizados, se despertaron un martes a las siete de la mañana por el ruido del timbre. Al abrir la puerta, se encontraron con un cartero, que traía una carta en la mano. El cartero le acercó al chico la carta y se fue. El chico serró la puerta y fue hacia la cocina donde estaba su novia.

 Al abrir la carta se dio cuenta de que se trataba de dos pasajes para ir a Londres no tenían ni idea que se trataba. Decía que tenían que salir hacia el aeropuerto el miércoles a las siete, así que desayunaron y se vistieron para ir a contárselo a sus familiares y despedirse de ellos.

El miércoles a las cinco y media de la mañana sonó el despertador, ellos no dudaron en levantarse, desayunar y vestirse, después cogieron las maletas se subieron al coche y fueron hacia el aeropuerto.

Cuando llegaron allí no sabían qué hacer, eran las siete, de repente se le acercó una chica. No sabían de quién se trataba, así que ella les explicó que había sido contratada para ayudarlos en el viaje.

Era jueves por la mañana cuando llegaron a Londres.

 En el hotel a las siete les habían preparado un buen desayuno.

Los estaban muy extrañados por que se dieron cuenta que cada día a las siete de la mañana les pasaba algo bueno, no sabían por qué pero allí se lo pasaban tan bien que les daba igual.

Pasaron allí una semana,  la chica les enseño más o menos la ciudad.

Era jueves y ya tocaba volver a casa, pero se habían enamorado de la ciudad y decidieron quedarse allí a vivir y formar allí una familia.

Inexplicablemente solo aquella semana todos los días a las siete de la mañana les pasaban cosas buenas.

JUANJO NARANJO LEGAZA


CUENTO DE LA ABUELA. Sara Rivero García

Cuenta una leyenda, que en una misteriosa ciudad llamada Arucas habitaban muchos seres mágicos. Uno de esos seres era un duende que vivía dentro de un árbol en el parque principal de esta ciudad, este personaje misterioso se encargaba de cuidar y proteger las plantas y los animales que habitaban en el parque. El duende se hacía llamar Evaristo y sólo podía salir de su árbol cuando nadie lo veía, ya que una malvada bruja lo había condenado a mantenerse en su escondite y no dejarse ver por las personas que pudieran pasear por el parque. Evaristo se pasaba horas y horas observando desde su árbol a las diferentes personas que iban por allí, pero sin poder acercarse a saludar ni a hablar con nadie.

Un caluroso día de verano, Evaristo decidió salir de su escondite para coger un poco de aire. Al salir, una niña que jugaba al escondite por el parque lo vio y se acercó a él para hacerse su amiga pero el duendecillo salió corriendo, ya que si la bruja lo descubría, atentaría contra las plantas y los animales del parque a los que Evaristo tanto protegía. La niña, curiosa, corrió detrás del duende hasta meterse en su propia casa para poder hablar con él.

- Duende, duende – gritaba sin parar - ¡Ven aquí! ¿Por qué te escondes? Yo soy una bruja buena…
- ¿Una bruja? – la interrumpió Evaristo - ¿Eres una bruja?
- Sí, pero soy una bruja buena, combato contra las malas brujas. ¿Por qué te escondes de mí?
- Porque no puedo acercarme a nadie que pase por este bosque, una malvada bruja lanzó un hechizo contra mí hace muchos muchos años.
- Pues… ¡Hoy es tu día de suerte! – gritó la pequeña – Voy a quitarte ese hechizo tan feo y te voy a liberar para siempre de tu escondite.
- ¿De verdad? – dijo Evaristo exhausto - ¿Puedes hacer eso por mí?
- Pues claro, ¡Atento!, catapunchinpún tralaralarito que se le vaya el hechizo a este duendecito.

Desde ese día, la pequeña bruja y Evaristo se hicieron grandes amigos y dedicaron sus tardes a enseñar el precioso parque de Arucas a todas las personas que visitaban la misteriosa ciudad.

CUENTO DE LA ABUELA. Sara Rivero García

Pintamos. Aday Benítez Arbelo 2ºE

Carta entre personajes de cuentos infantiles. Aday Benítez Arbelo. Gran Canaria



Carta de los distintos reyes de los cuentos al flautista de Hamelín

Estimado flautista:

Te escribimos esta carta desde la corte de la realeza europea y firmamos los más altos dirigentes de diversos cuentos para advertirte de que hemos informado a las autoridades sobre nuestras sospechas acerca de la red de pedofilia que intentas instaurar con los niños de nuestro continente.

Insistimos en nuestro agradecimiento por haberte llevado las diversas plagas que han asolado nuestros respectivos reinos, pero en estos tiempos de crisis… ¿cómo pretendes qie te paguemos al instante?

Reconoce que lo de llevarte a los niños era algo premeditado y ya planeaba por tu cabeza previamente. 

Todos los padres están extremadamente preocupados por sus hijos y apelamos concieencia para que los devuelvas intactos. Hasta los diversos párrocos se han movilizado ferviertemente al enterarse de que se han quedado sin niños en los reinos (no queremos malinterpretar un implicación, pero también la vemos sospechosa).

Algunos detectives han empezado a relacionar la muerte de Michael Jackson con los casos de rapto que has venido cometiendo de un tiempo acá. Músicos, pálidos, predilección por los niños.. ¿te puedo llamar Michael?

Pues Michael, ¡devuélvelos! Vale que unos niños que se vayan con una melodía no son el orgullo de la nación, ¡pero son nuestros!

Un poco cordial saludo de los soberanos europeos.


Aday Benítez Arbelo 2ºE

A las siete en punto. Moisés García. Gran canaria.

Una tarde de verano estaba Kate sola en casa porque sus padres trabajaban, hacía los deberes como otro día cualquiera, pero sonó el teléfono, era raro porque nunca sonaba. Era una voz extraña que nunca había escuchado y al colgar se dio cuenta de que eran las siete en punto. Día tras día sonaba el teléfono, con la misma voz y a la misma hora. Pero el siete de julio esa voz le dijo que fuera al parque de nueva York.

Llegó al parque pero no veía a nadie, de repente se dio cuenta de que la agarraron y le taparon la boca con un paño y se asfixio y se murió.

Los padres cuando llegaron a su casa no había nadie pero había una nota que decía: ``Estoy en casa de una amiga´´. No se preocuparon pero al pasar unos días ya no podían aguantar y empezaron a buscarla.

Un día pasaron por delante de una fábrica y vieron algo que brillaba, se acercaron y se encontraron a su hija muerta, enseguida llamaron a la inspectora Beckett. A Kate la llevaron al laboratorio, había muerto a las siete en punto de esa mañana y asesinada por su novio por haberle puesto los cuernos con una chica.

A las siete en punto. Amanda Ortega. Gran Canaria.

UNA MAÑANA   como todas las mañanas yo me levante, me duche, y desayune, le di dos besos a mi bisabuela  como siempre, y me fui  a comprar al famoso supermercado MERCADONA, yo estaba por la zona   de  los productos de limpieza, cuando me choque   con chico que da  la casualidad que tenía mi  cartera en la mano, y me pregunto ¿es tuya?

Y yo me que  tartamudeando  diciendo: si, si creo que si

Y él me respondió  toma guapa, yo me sonroje  y me fui corriendo, deje la compra atrás, el   se quedo la cartera, y mi DNI   EL  Encontró mi número de teléfono dentro de la cartera, y me llamo diciéndome: hola soy tu admirador secreto, quedamos en el parque de las huertas,

Yo fui a encontrarme con él, y me di cuenta que era el chico con quien me había chocado en el supermercado, y con el que imagina volver a verlo, ese día me devolvió la cartera y sus palabras fueron: ¿quieres salir conmigo?  Yo encada le dije que si

Siempre recordé la hora en que nos conocimos eran las 7  en punto de la tarde.

Letra pesada

Elba García, Eduardo Santana, Alex Canino, Ismael Marrero y Avelina Herrera.

 

 

Suso siempre sale solo si su sapo se sube saltando sobre su sombrero.

 

Para poder pintar paisajes parisinos, primero prueba poner poca pintura, piénsalo Papi.

 

Mil madres, muchas manos; mil mimos, muchos más, millones.
 

 

Saltó suave sin suscitar sospecha, se subió sigiloso sobre su saco,  se sentó safio, sin  sonrisa, sin sarcasmo, sin suspicacia, se sorprendió sintiendo su sueño, se sacudió su susto, sacó su sorna, suspiró su silencio.

PINTAMOS, Ana Baixas Rodríguez

Letra pesada - Grupo Omega

- Las locas leen los libros lilas los lunes, luego limpian los loros.
- Mi mama me mima mucho mientras mi mono Manolo me muestra manzanas.
- Paco Porras pide puerros para preparar potaje para personas pobres.
- Elsa enseña educación especial en el edificio especializado en ello.

Pintamos PPB

 

Pintamos. MªRaquel Morales Pérez

LA LETRA PESADA. Azarug

- Mi mamá me mima mucho mientras me mece muy melosamente.

- Para partir pan por pocas partes partimos primero panecitos pequeños.

- Cada cosa creada con cariño crece como cien corazones curtidos.

- Tania tiene tantos tomates tremendos tomados todos teniendo tiempo.

- Domingo, diez de Diciembre, Don Diego despierta después de dos días durmiendo diciendo: ¡Diez docenas de dalias debo dibujar!

PINTAMOS. Sara Rivero García

Carta entre personajes cuentos infantiles.

HABILIDADES LINGÜÍSTICAS II.      Héctor Silva Figueroa. 2ºE

CARTA ENTRE PERSONAJES DE CUENTOS INFANTILES. (David Gnomo a Dartacan).

 

Hola Dartacan.

Te escribo esta carta para saber de ti y la gran familia mosqueteros. Lo cierto es que últimamente por el pueblo, están habiendo muchos robos, atracos, etc. Claro, con esto de la crisis… y la entrada de Rajoy en el poder, pues tú me dirás como escapar de estos problemas.

Recuerdas…, cuando éramos los líderes del país, aquellos tiempos en que las puertas de las viviendas no se cerraban, donde nunca existía corrupción ni vandalismo, y se encontraba todo el mundo muy tranquilo y feliz. Pues todo aquello ha quedado en el recuerdo, ahora lo que existe es todo lo contrario, muy poco respeto a lo ajeno, hasta la familia del Juanca, comete delitos. Fíjate tú este… como se llama… si hombre el rubito… bueno pues ese, robándole al pueblo, no me fastidies con el tipejo.  No se puede confiar ni en tu propia sombra porque de buenas a primeras realizas un gesto y ni ella lo repite, je, je, je.

Bueno, la verdad es que desde hace un tiempo echo de menos esas visitas que nos dabas por sorpresa, imagino que tendrás mucho trabajo y por falta de tiempo no puedes venir a vernos. Ven más a menudo hombre, que tú y los mosqueteros siempre son bien recibidos.

Por cierto, el otro día un tipo muy alto, así como tú, intentó llevarse mi coche. Mira tú el pobre desgraciado, no sé para que lo quería si dentro no cabe nada, para ser más sincero con estos kilitos de más que he cogido, casi no quepo ni yo, je, je, je. Gracias a que estuve atento logré impedirlo haciéndole cosquillas en los dedos del pié. No veas lo que sufrí, hasta por un momento pensé en dejarlo escapar debido al mal olor que desprendía aquellas zapatillas de esparto. Fíjate si me costó que estuve con neumonía y casi pierdo un pulmón de tanto y tanto que inhalé. Tú sabes que este pequeñito pero gran héroe llamado David no desiste hasta conseguir que las cosas vuelvan siempre a su normalidad.

Darta, sería conveniente que pasaras más a menudo por aquí, por estos lugares tan perdidos y peligrosos, aquellos los que antes frecuentabas con normalidad en las fiestas del pueblo, (qué tiempos aquellos eh…),  para que la gente note la presencia del orden y la disciplina, y de paso, demostrar que tengo grandes y buenos amigos, dispuestos a ayudar en los momentos difíciles de estrechez económica.

No hace falta que avises aunque deberías hacerlo, ya sabes que nos pasamos semanas organizándoles la bienvenida, para que siempre se encuentren felices y a gusto en nuestro pueblo. Deseando verles pronto, este pequeño gran hombre, se despide enviándoles pequeños pero fuertes abrazos para que de algún modo lleguen a formar un ajustado y enorme saludo.

 

Se despide:      David el Gnomo.

 

"Cuentos de la abuela". Elba García Rodríguez

"La cueva de la niña"

Esta leyenda nace en lo alto del municipio de Ingenio. Se trata de una cueva que está situada bajo la carretera del barranco de Guayadeque.
Cuentan que un 24 de junio, el día de San Juan de hace unos 100 años, una niña paseaba por Guayadeque en busca de flores para regalárselas a su abuela el día de su cumpleaños, pero nunca regresó a casa. Algunos niños que solían jugar por la zona dijeron haber sido testigos de un terrible suceso. Se trataba de un cura que la torturó dentro de la cueva hasta llevarla a la muerte. Este suceso recorrió bocas y oídos hasta llegar a nuestros días. Dicen que cada 24 de junio cae desde el techo de la cueva una gota de sangre y se escuchan los lamentos de la niña. Cuando mi madre era pequeña y bajaba con sus amigos por Guayadeque se desafiaban entre ellos a ver quién era capaz de entrar en la cueva, pero ninguno de ellos se atrevía. Ésta es la leyenda más famosa del pueblo de Ingenio, y las leyendas, leyendas son... Pero muchos habitantes de este pueblo debemos admitir que en algún momento nos ha hecho dudar. De hecho, según mi abuela y mucha más gente que pasean por la zona, cuando pasan por delante de la cueva lo hacen deprisa y casi sin mirar abajo, y me incluyo. El nacimiento de esta leyenda fue un chiste para muchos, un juego para otros que dicen haber estado dentro de la cueva, y pequeños miedos y dudas para muchos otros, pero... ¿Se ha atrevido alguno de nosotros a pasar un 24 de junio en esa cueva? De lo que podemos estar casi seguros es de que al pasar por allí, tanto unos como otros, no podemos evitar hacer algún comentario sobre la cueva, contar la leyenda y sentir un ligero escalofrío cuando la vemos.

"Una carta para ti". Elba García Rodríguez

Querido Tiger:
Te escribo para invitarte a la macrofiesta de disfraces que daremos el próximo fin de semana en el Jardín de las Flores, con motivo de ser la época de carnavales. Tengo ganas de verte y de pasarlo bien juntos, como en aquellos tiempos en que íbamos a merendar leche con colacao y doo wap´s a la casa de tu gran amigo Winnie, viendo la saga "Harry Potter" y "En busca del Valle Encantado" (que, por cierto, aún no lo han encontrado, ¿no?). Sabes que la fiesta no será lo mismo sin ti. Puedes ir disfrazado de lo que tú quieras, pero sólo te pido una cosa, ¡no te disfraces de mí! Ya que está muy de moda hoy en día, y encima no tienen ni idea porque mi largo vestido azul lo representan extremadamente corto y ajustado, así que no me quiero ni imaginar lo que estarán pensando de mí por el mundo real. Yo me disfrazaré de Blancanieves gótica. Además, van a pinchar grandes dj´s como: el Sombrerero Loco (que está muy loco), mi gran amigo el Gato Risón, y muchos más. Y por otra parte (aunque eso a ti no creo que te entusiasme mucho) habrá un striptease protagonizado por: Eric, Gastón, John Smith, Hércules y Tarzán. Pero no te preocupes, que Pocahontas, Bella, Cenicienta y yo hemos preparado una coreografía muy sexi (sé lo tuyo con Blancanieves, pero lo siento, no me llevo con ella y, por lo tanto, no la he invitado). El dinero para la bebida lo recojo el próximo jueves en la puerta de la cueva de Mowgli, y si no sabes llegar, envíame un wasap y quedamos en algún sitio para ir juntos.
Atentamente,
Alicia.

Una carta para ti. Ana Maria Györfi

La Bruja del Oeste (Mago de Oz) a la madrastra de Blancanieves

 

Querida malvada,

Te escribo esta carta para poner en evidencia el descontento del gremio de los malhechores en cuanto a tus últimos intentos por acabar con tu hijastra.

Déjame preguntarte: ¿En qué momento pensaste qué un peine envenenado podría funcionar? Dispones de magia, de recursos y de personal y ¿¡lo único que se te ocurre es un peine!?

Ah, y tu segundo intento ha sido incluso mejor. A la mujer, supuestamente más hermosa del reino vas y le mandas un cazador - hombre.

A consecuencia de tus repetidos fallos, hemos decidido darte una última oportunidad para que el cuento acabe como se merece; con el éxito de los malvados. Ponemos a tu disposición todos los recursos posibles: monstruos, hechizos y armas. Confiamos en que tu logro restaure el respeto y el miedo que tanto tiempo nos ha costado labrar.

Si fallas pasarás el resto de la eternidad como un escarabajo pelotero.

 

Odiosamente,

La Bruja del Oeste

 

PD: Devuélveme el espejo que te preste que no es mío, es de mi madre y como se entere que te lo he dejado me va a convertir en una rana.