El mejor día de mi vida: Ana C. Acosta Suárez : Gran Canaria

           El mejor día de mi vida

Querido diario, ya es de noche y me gustaría contarte lo que me ha sucedido hoy: SÁBADO 15 DE MARZO ; Hoy me he levantado pronto y no se ni como pues en eso en mí es muy raro. Bueno lo que realmente me importa ahora es contarte los hechos que han surgido hoy y allá voy: Me desperté como si nada pensando en mi madre ya que hace unos meses se había ido a casa de mi abuela sin dar explicaciones. Desayuné , me vestí y fui a comprar el pan. Cuando llegué de vuelta me asusté, era mi padre diciéndome que me tenía que quedar con mi tía, yo le pregunté que por qué, pero el seguidamente me interrumpió con un :-¡RÁPIDO! Eso hice, sin saber el motivo, recogí todo lo que me hacía falta. Cuando ya estábamos en el coche, me llevó y allí me esperaba mi tía una simpática chica con una gran sonrisa que resplandecía. Me bajé del coche, le di dos besos, me despedí de mi padre y entré a la casa. Me alojé en un cuarto pequeño, me puse el bañador y me fui a la piscina que había. Me gustaba tanto esa piscina que me quedé dormida durante 5 horas. Al cabo de 5 minutos sonó el teléfono, mi tía lo cogió y seguidamente soltó un :-¿Cómoooo? Yo me asusté y le pregunté :-oye Luci ¿qué pasa? , ella muy nerviosa me contestó :-oye… sé que esto te será un poco difícil de comprender, pero debes asumirlo. Yo muy asustada le dije :-¿Pero qué pasa? , ella me contestó :-pues… que… tu madre está embarazada. En ese instante todo mi cuerpo tembló y yo muy nerviosa le contesté :-Oye Luci estas bromas no me gustan, son de muy mal gusto. Ella respondió :-pero Leti que no miento es cierto, seguidamente contesté :-¿Pero cómo? , no entiendo nada ¿por qué no me lo contaron antes? , Luci contestó :-por miedo a que te enfadases. Al parecer el bebé nacerá mañana y es un niño.

Yo interrumpí :-¿Mañana? , pero si es mi cumple, ¡no, no puede ser!. Ya lo sé , pero las cosas son así respondió Luci. Yo comprendí y hablé :-Bueno tienes razón debo asumirlo. Pero no te pongas triste comentó Luci. No tranquila, un hermano es el mejor regalo que una persona puede tener. Mi tía me cogió y me dio un fuerte abrazo. Bueno ahora a dormir que se hace tarde y mañana será un gran día. Sí, está bien respondí. Le di dos besos y me fui al baño, me lavé los dientes me puse el pijama , me fui a la cama y me acosté.

DOMINGO 16 DE MARZO: Querido diario, ya es de noche y hoy ha sido el mejor día de mi vida , ha nacido mi hermanito el mismo día que nací yo. Se llama Héctor y es muy lindo. Tiene el pelo marrón y tiene unos ojos azules. Mi madre está muy contenta y para colmo me han regalado un perrito, ¡desde luego hoy ha sido el mejor día de mi vida!.

El Perrito Toby. Javier Campos Bolaños. Gran Canaria

Erase una vez un niño que tenía un perro que se llamaba Toby, el niño se llamaba Pepe. Pepe iba todos los días con el perro a jugar, un día que lo sacó Toby comió algo del suelo y enfermó. Toby durante mucho tiempo estuvo en observación en el veterinario. Pepe extrañaba aquellos días en los que él y Toby eran felices, Pepe estuvo con depresión un mes y estuvo sin salir de su casa todo ese tiempo, al cabo de dos meses, avisaron del veterinario Toby…había muerto. Pepe no pudo evitar romper a llorar, los padres le consolaron durante un mes y gracias a eso. Pepe volvió a la escuela y se tomó muy enserio sus estudios. Pepe llegó a estudiar para ser veterinario, y gracias a ello ganó mucho dinero y cogió a todos los perros que se encontraba por la calle para llevárselos a su casa. Pero aun así no podía llenar el vacío de Toby. Ese chiguagua chico que cuando le echabas de comer te lo agradecía con su mirada feliz…Por ello fue que se hizo veterinario, porque prometió que ningún perro se le moriría ninguna vez, y así fue, Pepe fue nombrado mejor veterinario del mundo y como el encantador de animales. Al cabo de 30 años, Pepe tenía 80 años y estaba con su mujer de 79 años en su mansión. En la casa tenía una estatua de honor a Toby. Pepe era feliz porque sabía que Toby le agradecía mucho la estatua y la quería ver en su jardín el resto de su vida como su primer perrito Toby.

El entierro de la Sardina. Abenaura González

Fue un día... 8 de Agosto cuando lo conocí.
Afortunadamente, tuve la oportunidad de chocarme con él, mientras hablaba con mi amiga.
                    
            -Andrea, ¡cuidado!

Y de repente, me vi tirada en el suelo, con la camisa manchada de helado.

            -¡Oye, podrías mirar por dónde vas!
            -¡Tú también podrías haber mirado! ¿no?

Su mirada me llamó la atención. Quise pararme a mirarle un rato. Él me miraba, mi amiga estaba en la inopia. Yo estaba embobada con sus labios, esos labios que desee ver como se movían al ritmo de mi corazón.

-Me llamo Daniel... -dijo bajando su mirada-. ¿Y tú?
-Andrea. Encantada...

Y así fue como empezó todo. Nuestra relación. Nuestra mini conversación fue el motivo de que nuestra amistad cada año, en ese día, en el día del entierro de la sardina, fuésemos felices. 
Y aunque sea increíble de creer...   Daniel y mi amiga Carolina, están juntos. 
Gracias a ese choque, empezaron dos relaciones.

El Entierro de la Sardina. Anabel Garcia Rodas. Gran Canaria.

¿El entierro de? ¿El entierro de qué? Es lo que preguntaba Cloe a su amigo Charlie.
Cloe abrió los ojos como chemes cuanso su amigo Charlie le estaba invitando a acudir la próxima semana al "Entierro de la Sardina".
Cloe, inglesa, que estaba de intercabio en el instituto de Charlie en Guía no daba credito a lo que estaba oyendo.
Charle con la sorisa de oreja a oreja procedió con pacencia a explicrle a Cloe que elentierro de la sardina era una festa tradicional y que simbolizaba el final de los Carnavales,
también le dijo que la gente solía ir vestida de viudos y viudas porque seterminaban las fiestas.

Cuesta Arriba. Anabel García Rodas. Gran Canaria.

Desayunando tranquilamente bebía su café. Comenzó a mascullar lo mismo e igual a todos los días. Hacía más de un año estaba cesante, profesionalmente era intachable, pero era necesario reducir personal…Después del despido pasó por todas las etapas: pena, amargura, rabia y depresión.

Entretanto, su hijo músico, Javier de 20años, estaba profundamente enamorado de Andrea y el mundo de sus pensamientos giraba en torno a ella, el resto del planeta sobraba. Hacía algún tiempo que Andrealo dejó por otro más experimentado. Siempre pensó que era "demasiada" mujerpara el inmaduro de su hijo, no le guardaba rencor, con la escuela del sufrimiento Rodrigo maduró, ahora era un hombre.

Pasados ya un par de meses desde este acontecimiento él, retraído en su dolor, no lograba levantar cabeza. Mientras tomaba un sorbo vio como venía reptando por los días, también recordó cuanto le agradaba escuchar a su hijo tocar la guitarra eléctrica a toda hora, tenía un don natural para la música que para ella resultaba criptográfico.

Rodrigo apenas sobrevivía; en una lucha silenciosa contra el recuerdo la guitarra había dejado de sonar. Rodrigo, desgreñado, desencajado, flaco a morir, con la mirada vacía, adormilado pese a la ducha, se acercó a desayunar.
-¿Hace tiempo que no te escucho tocar la guitarra?
-No la voy a tocar más, la cambiaré por otro instrumento.
-Eres muy bueno con la guitarra ¿Por qué la vasa dejar?
-Justamente por eso, ¡porque soy muy bueno!
-¡No permitas que los malos recuerdo te atrapen!, ¡enfréntalos!, ¡deja que se vayan!, olvídate de ellos, vuelve a tocar la guitarra, no puedes dejar lo que más quieres.
El, la miro desafiante:
-Y me lo dices tú que hace más de un año no ríes y te lo pasas encerrada y lloriqueando.
-Es cierto y puedo seguir victimizandome sin lograr nada. Hoytodo se me hace cuesta arriba-le dijo- absolutamente todo. Pero podemos revertirlo,pondré mi alma y lograré ver un atisbo de luz,desde hoy, todo cambiará.

Conocía a su madre, cuando tomaba una determinación la cumplía. Con esa frase había puesto fin a su duelo.

No le respondió, calmadamente desayunó en silencio y meditabundo regresó a su dormitorio-estudio.

Ella sabía que si había logrado picarle el amor propio Rodrigo saldría adelante. Mientras lavaba las tazas del desayuno escuchó la música de la guitarra, estaba componiendo.
-Bien, el camino se ve igual de empinado, la gracia, ahora, es que ambos sabemos que es asequible.

                                                                                                                           FIN

Historia con frases compuestas. Anabel Mª Jiménez Vega.

El fin de nuestro amor.

Nunca olvidare el día en que todas mis ilusiones murieron con ese beso. La semana pasada mis amigas y yo quedamos para ir a ver una película. Al llegar al cine no podía creer lo que veía ¿Eran imaginaciones mías o era una realidad que no quería aceptar? Vi a mi novio besando a una de sus amigas, es decir, me estaba engañando. Mis amigas quisieron hablar con él para que les explicase lo que estaba sucediendo pero yo les dije que no porque una imagen vale más que mil palabras. Desde ese día no lo he vuelto a ver ni quiero.

El fantasma de las vías. Melisa Díaz Jiménez. Gran Canaria

Hoy Miriam, Beatriz, y Adriana organizaron en quedarse a dormir en una de sus casas,se les veía muy contentas por verse otra vez.
Al llegar la noche pasada la una de la madrugada una de  ellas decidió que  ya era hora de irse a dormir, las jovenes aceptaron con gusto la propuesta y fueron a sus camas.Al cabo de un rato no podían dormir  y se aburrían y Miriam comenzó a contar una historia  que un amigo le contó comenzaba así: Esta trataba de una niña  que vivía justo en frente de unas vías de tren , esa niña sentía mucha curiosidad y deseaba saber que sentiría que un tren pasara cerca de su rostro , esa misma noche  ella escucho como un tren se aproximaba a lo lejos. Justo a las tres de la madrugada , la niña escapo por la ventana de su casa y se dispuso a comprobar que sentiría , ahí es  cuando lo peor sucedio ... antes de que pasara el tren ella intento acomodarse lo suficientemente cerca de las vías pero cuando se iba a acomodar con tal mala suerte se tropezó con una piedra y cayo en medio del camino, ella se fue a  levantar pero nole dio tiempo fue muy tarde el tren acabo arrollandola por completo, destripandola dejando la  sangre fría en las vías oxidadas .Desde aquel día se dice que cuando alguien pasa cerca de esas vías a las tres de la mañana puede escuchar sus llantos de dolor y que una vez que escuchas a la niña  esta seguira con sus llantos de  su sufrimiento e intentará asesinarlos arrojandolo a las vías cuando el tren pase para que sienta el dolor que  ella sufrio .A los 5 minutos de haber escuchado la historia empezaron a dormir.  Despues  Adriana se levanto para ir al baño ,antes de entrar miro por la ventana algo que le llamo  mucha la atención,por detras de la casa había unas vías por cual hacía tiempo no pasaba ningún tren.Cuando salio del baño oyó un llanto y un ruido muy raro parecido al de un tren muy cerca. En ese mismo momento Adriana corrío aterrorizada ala  habitacion donde ellas se encontraba ,comenzó a gritar  al ver que no estaban , Miriam yBeatriz la asustarón por detras y comenzaron a reír.Al final solo era una broma que organizaron ellas dos con una radio que  hacía la niña llorando y el tren, te estaras preguntando ¿Y las vías como las vio?Pues Miriam solo dijo lo que habia cerca de  su casa por detras. todo quedo en un mal susto para Beatriz.

Un zapato de oro.María Casal Sosa.Gran Canaria

La Bota de Oro

Carlos estaba cansado de que su hermano,Juan,le quitase un zapato de cada par para

hacer la gracia. Él tenía 13 años,su hermano 8,su padre,Manuel,49 y su madre 44.Eran una

familia muy feliz. Vivían en EE.UU. (Estados Unidos), su padre era un de los mejores ejecu-

tivos de la zona. Carlos era un estudiante sobresaliente. Siempre había sacado buenas notas

y por ello sus padres para su cumpleaños, que era la semana que viene, le decidieron rega-

lar, unas botas de fútbol de oro.

De vuelta a casa, Carlos encontró, detrás de un árbol un agujero. Era oscuro y pro-

fundo. Sin dar se cuenta,apoyo mal el pié y resbaló,seguidamente cayó. ajando,gritó y gritó

y vió como el agujero se serró. Despegado del suelo a un centímetro se puso de pié. Vio una

puerta y entró. Dentro había una sala,por un lado habían botas de fútbol de oro y por el otro

habían botas normales. Carlos era un chico muy honrado a la vez que muy listo,en vez de pa-

rarse a coger alguna,siguió de largo,Encontró tres puertas; una dorada,otra de plata y otra de

madera. Él entró en la de madera,una vez abierta,encontró a una chica perdida. Estaba lloran-

do y,por su llanto la reconoció,era Marta una chica de su clase. Fue a hablar con ella:

-¡Marta!,¿qué haces aquí?

-¡Carlos estas aquí!, me he caído por un agujero, no he caído en ninguna trampa. pero estoy

perdida.-dijo con tono de voz amargada.

-Ven conmigo iremos juntos.-Seguidamente ella asintió.

Llegaron a una puerta pequeña y estrecha,casi no pueden ni entrar. Siguieron

abriendo puertas durante un largo rato. Carlos sentía cosquillas en el estómago. Se

sentía como enamorado. Marta le cogió de la mano varias veces,pero el no se ne-

gó. Encontraron una especie de salida,¿era el mismo agujero por el que los dos se

habían caído!. Felices,se dieron un beso,pero en los labios. Carlos la invitó a la fiesta

de su cumpleaños y, avergonzada, ella asintió. El día de su cumpleaños, su hermano

Juan, de regalo, le devolvió todas sus zapatillas. Sus padres le regalaron las botas de

oro,pero el mejor regalo fue el de Marta, le pidió salir, el sin pensarlo dos veces acep-

to, aunque la s botas de oro también fueron un buen regalo, pero el beso que ella le

dió fue el comienzo de una relación.

El Entierro de la Sardina.María Casal Sosa.Gran Canaria

El Entierro de la Sardina

Todos los años se celebra una fiesta para cerrar el carnaval.Yo,como siempre, estaba emocionada.

Este año me iba a disfrazar...¡de minie!. Me encanta. Es para mi es la mejor ratona de la tele,y también,

es la más divertida.Había llegado la hora,en esta fiesta,muchas mujeres se visten de negro,como en un

duelo, que simboliza el duelo de Don Carnal,y da paso a la cuaresma. Mi madre iba de negro y Silvia,

Romina y yo,íbamos de Minie.Estubimos bailando detrás de la carroza y nos lo pasamos super bien,

comimos nubes,bebimos refresco...¡vamos que el mejor entierro de la sardina de mi vida!

El Entierro de la Sardina. Guillermo Jiménez Suárez 2ºB

El entierro de la sardina es una ceremonia con la que se anuncia el fin del carnaval en Canarias y diversos puntos de España e Hispanoamérica. Los entierros suelen consistir en un desfile carnavalesco, que parodia un cortejo fúnebre y culmina con la quema de alguna figura simbólica, generalmente representando a una sardina. El entierro de la sardina carnavalesco se celebra tradicionalmente el miércoles de Ceniza y en él se entierra simbólicamente al pasado, a lo socialmente establecido, para que puedan renacer con mayor fuerza, para que surja na nueva sociedad transformada.
Muchas fiestas españolas terminan con ceremonias, algunas desaparecidas, otras recuperadas, similares a los entierros de la sardina en las que se quema o maltrata a una figura simbólica que representa los vicios y el desenfreno que afloraron durante la fiesta. Algunos ejemplos de este tipo de ceremonias son la Fiesta del Judas o la quema del haragán. El paso por la hoguera permite restaurar el orden subvertido por la fiesta y en ella el fuego es símbolo de regeneración y liberación. Con el entierro y con otras ceremonias similares, se invita al pueblo a una reflexión colectiva y se le llama al orden.
Hay una confusión respecto a la celebración de Entierro de la Sardina en el llamado Miércoles de Ceniza. Desde tiempos ancestrales, el entierro de la sardina, como manifestación pública del lamento por el fin de la época de asueto, la holgazanería, los "empanaos" y la abundancia de venía celebrando en toda la geografía española en la víspera del Miércoles de Ceniza, lo que coincide con la celebración francesa de Mardi Gras  (Martes de carnaval).

El entierro de la sardina.Tadeo jimenez garcia2c




                                El entierro de la sardina                             

 

 

 

      Era el día del entierro de la sardina y yo estaba muy triste, porque la iban a quemar y no quería que la quemaran. Pero es una tradición y sabia que no iba a poder cambiarlo, entonces decidí no ir al entierro de la sardina. Al día siguiente cuando llegue a clase todos se rieron de mi por no ir al entierro de la sardina por ese motivo

 


La presa de los deseos.Nerea Godoy Rivero.Gran Canaria

                                           LA PRESA DE LOS DESEOS 

  Erase una vez en un lugar alejado de la civilización y de la ciudad de Las Palmas, entre montañas se encontraba una presa enorme que como nunca se había visto en años atrás se encontraba muy seca, pero que muy seca. Ha esta presa le llamaban la Presa de los deseos, ya que en tiempos muy antiguos, la gente que su alrededor vivía, contaban que muchos de aquellas personas que allí se paraban y pedían un deseo se les concedía.

 

Un Domingo por la mañana un grupo de seis amigos, todos ellos de la ciudad, decidieron subir a las montañas a pasar el día en los alrededores de aquella presa.  Al llegar prepararon todo lo necesario para comer y pasar un día estupendo. Una de las chicas del grupo llamada Merdedasbdecidió encargarse de hacer el fuego, otra llamada Sheila preparaba la mesa y el resto de amigos, Pedro, Juan, Beatriz y Laura, aprovecharon para dar un paseo alrededor de la presa. Una vez allí Bea vio a lo lejos justo en el medio de la presa en el mirador que había en el puente que unía ambas partes de la presa, una  cosa plateada encima del muro, rápidamente sin esperar a nadie se acerco, erá una placa, la leyó, PRESA DE LOS DESEOS, todo aquel que con buen criterio pida un deseo, se le será concedido. Al llegar el resto Bea se los enseño, todos se echaron a reir ya que nadie creía aquello que allí ponía, pero por el contrario Bea seguía pensando que podía ser cierto. Pero ya que todo lo que viene del cielo es bierecibido, todos ellos empezaron a pedir deseos por lo que pudiesepasar, Pedro que era un chico soñador y muy ambicioso pidió un coche descapotable con el que poder ligar, Juan que era un loco que le encantaba viajar pidió tener  todo el dinero del posible para poder viajar a todos los sitios de el mundo. En cambio Laura que era una chica humilde que sus padres vivían en el campo y subsistían de lo que plantabany que con ello le pagaban los estudiode ella en la ciudad, pidió poder acabar sus estudios para  ser ella la que ayudará a sus padres. Entre todos aquellos deseos, Bea en silencio pidió que tras aquel año tan seco que estaban pasando que lloviera como nunca había llovido para que las cosechas y los embalses de aquellos que trabajaban en la agricultura pudieran salir adelante, todo eso pensando en su buena amiga Laura que tenia que dejar sus estudio para ayudar a sus padres si estos no recogían una buena cosecha. Ellos  siguieron su paseo como si nada hubiese pasado y pasaron ese día estupendo que tenían pensado. Al caer la tarde recogieron y regresaron a sus casas. Al día siguiente  al despertar, la noticia que corría por toda la ciudad y en los periódicos es que en las cumbres había llovido como nunca llenando presas y embalses y dejando que todos los agricultores lograran sus cosechas. Beatriz cuando lo escucho se quedo alucinada ya que todos sus amigos habían pedido lujos y riquezas, que a ella se le concediera el suyo, y recordando lo que allí  ponía "todo aquel que con buen criterio pida un deseo se le será concedido" y que mejor criterio que con su deseo cumplir el de su amiga. Todo esto les enseño a estos amigos que " no es mas rico el que más tiene sino el que menos necesita".

El Cumpleaños de Bill. Diego Vega Castellano . Gran Canaria .

Erase una vez un niño muy feo llamado Bill que se había mudado a una nueva ciudad y a un nuevo colegio . El primer día que fue a su nuevo colegio todo el mundo se reían de el porque era muy feo , cuando llegaron al recreo Bill iba saliendo y se tropezó con un niño llamado Anton y Bill se disculpó , Anton le estaba diciendo que no pasaba nada y tras esa conversación vino María y se presentó lo mismo hizo Bill y se hicieron amigos todos los días iban juntos al recreo y cuando cogían la guagua para irse a sus casas lo más cerca posible . Al día siguiente vieron a una niña en el suelo llorando y los tres amigos fueron corriendo a haber lo que le pasaba . Y la niña les dijo unos niños muy malos le pegaron . Entonces Bill le pregunta como se llama y ella contesta : Carlota . Carlota les pregunta si puede ser su amiga y ellos dijeron que sí , todos se fueron caminando . Al día siguiente Bill los invita a su cumpleaños mañana en su casa y todos dijeron que sí y Bill muy alegre llega a su casa y les dice a sus padres que mañana iban a ir sus amigos a su cumpleaños y estuvieron toda la tarde preparando la fiesta . Llega el gran día para el cumpleaños de Bill y se despertó corriendo , se vistió y fue corriendo al colegio con sus tres amigos , los tres muy contentos se fueron a clase , cuando terminaron el colegio , se fueron a casa de Bill y se pasaron todo el día celebrando el cumpleaños de Bill cuando terminó el cumpleaños de Bill les dijo que siempre serían sus amigos y los invitaría siempre a su cumpleaños. 


                                                                                 FIN

La Huida. José Antonio Castellano Rodriguez. Gran Canaria

PRISIÓN DE PRESNARGENT
RUSIA, SIBERIA  INTERIOR
SECTOR 12
24:00, 2031
Saltó la alarma de pelea . Un preso y otro se estaban peleando supuestamente por la comida . Acude un guardia a desacer la pelea , entonces otro preso le golpea con un palo , la pelea era una tapadera . Los presos se aprovecharon de su arma , su ropa y las llaves . Los presos subieron en tres viajes . Abrieron con las llaves del guardia el arsenal que se presentaba empotrado en la pared y se hicieron con el control de la cárcel . Los guardias inmediatamente descubrieron el cuerpo , y saltaron  todas las alarmas , los guardias también salieron con sus armas y empezaron un tiroteo indiscriminado , cualquiera que pasaba por el moría  tiroteado.
Algunos presos huían por los muros , pero en el exterior había un sistema de de defensa que dejaba a los presos inconscientes durante un minuto lo suficiente para que lo capturaran . Los que pretendían salir con todas sus fuerzas se unían al tiroteo. Mientras tanto la noticia llegaba a Moscú y el ejercito enviaba soldados, 
 helicópteros y hasta un avión , cuando llegaban eran derribadas por unas catapultas improvisadas por unos presos , que lanzaban bolas de azufre en llamas que a su vez dejaban noqueados a la gente que lo olia , los guardias , almenos retenían a los presos en sus pocisiones . Los amotinados se hicieron con unos explosivos y contrarrestaron a los guardias . Los `pocos guardias que quedaban se retiraban hasta un gran almacén que tenía un cartel que decía : ôpercji . Habían cuarenta y cinco soldados , y vehículos con armas montadas . Los presos con todas sus fuerzas aplacaron a los guardias y les quitaron sus armas , sus llaves y un preso se llevó un mechero y un cigarro . Este soldado cogío una moto, que tenía el tanque lleno . Se despidieron unos de los otros se dispersaron cada uno con un vehículo el preso que cogío el mechero y el cigarro huyó a una estrecha carretera perseguido por un calibre 150 . Cruzó atraves de un bosque . Consiguió salir de el pero el vehículo le siguió siguiendo . Cuando consiguió salir de el bosque estaba situado al lado de una vía de tren . Encendió su único cigarro y al consumirlo y todavía estar encendido lo tiró al depósito y saltó a un tren que se dirigía a Moscú .La moto choco y exploto con el vehículo que le seguía al fin eludió su persecución . Ahora iba a lograr llegar a la civilización y no ser detenido.
                                                                                                 
                                                         
                                                                                                          FIN
 

El entierro de la sardina. Yunaisy Mederos Oropez 1ºB.

El entierro de la sardina.


Todos los años mi madre y yo esperamos ansiosas por una fecha en especial: El entierro de la sardina.


Antes de dicha fecha nos pasamos semanas y semanas pensando que ponernos. Una vez finalizado esta difícil elección, pensamos como maquillarnos y luego esperar a que ese maravilloso día llegue de una vez.


Llegado por fin ese día: nos divertimos mucho peinándonos, maquillándonos y por supuesto vistiéndonos. Tras esperar hasta que sea la hora de salir, a mi madre y a mí esta espera se nos hace interminable. Cuando por fin salimos mi madre y yo bailamos y saltamos. Al llegar a la plaza , donde se quema la sardina, todas las personas lloran, salta….Tras terminar esta divertidísima fiesta deseamos que el próximo  entierro de la sardina sea muchísimo mejor

Mis Brownies. Romina Padilla Pérez. Gran Canaria.

Hola, me llamo Laura, tan solo tengo 17 años y ya tengo mi propia pastelería. Les contare mis historia. Desde que tenía 11 años no paro de preparar todo tipo de dulces. Mi abuela, me enseñaba y con ella preparaba queques de todos los sabores, tartas, magdalenas, yogures, helados, galletas, garepillas… Y fue ella la que me enseñó a preparar brownies de nutella. Aquellos deliciosos dulces, los preparábamos dos días a la semana. Aquellos dos huevos de gallina que nos daba la vecina de su corral, las diez cucharadas de harina que nos traía mi tío del molino de su casa y aquel gran bote de nutella al que, hasta me dolía quitarle esos doscientos ochenta gramos. Después, con ayuda de un cucharon, la masa tan empalagosa, la vertíamos en unos recipientes especiales para éstos. Ciento ochenta grados en el horno y a esperar doce minutos se me hacía interminable. Pero, cuando ya habían pasado, corriendo iba hasta el horno, y de ahí, los sacaba con una manopla. Desde que los vecinos, familia y, amigos de por allí olían el olor de brownies recién hechos, venían corriendo. Mi abuela y yo le poníamos unas avellanas por encima y…

¡todos a la mesa! Nos felicitaban, nos pedían repetir, que le diéramos unos cuantos…Cuando cumplí los catorce años, mis padres decidieron que debería hacer algo mas profesional:

-Laura, tu padre y yo hemos pensado que, entre todos, crear una buena empresa.

 Alquilamos mi abuela y yo un local en Gáldar, donde preparábamos dulces para todo el público. A la pastelería la llamamos El Cisne. Todos los días, aquel local se llenaba, así que abrimos otro local en La Atalaya. La mitad de los beneficios la donábamos a la Cruz Roja, con la otra mitad comprábamos los ingredientes. Por la calle todo el mundo nos conocía y nos saludaba. Con el tiempo, llegamos a salir en la televisión, y nuestra empresa, llegó a estar en toda España. Un local en el centro de Madrid, otro en Murcia, dos en Cádiz y, uno más en Galicia. Pero lo más sorprendente de toda esta historia, es que el dulce que hizo que llegáramos a ser tan famosas eran los brownies de nutella. Nos los pedían a gritos. La gente intentaba prepararlos pero nunca les salían iguales. Habían carteles en las grandes ciudades, folletos en los restaurantes y , como no, un gran anuncio en televisión. Un día, nos hicieron una entrevista y, nos pidieron que desveláramos la receta de los brownies, pero, tras intentos e intentos, no lo consiguieron. Ya tengo 17 años, y tenemos nuestra propia empresa, dulcería Cookies Monster. Mi madre se encarga de comprar, mi padre es el que se encarga de llevar las cuentas y mi abuela y yo nos encargamos de disfrutar de la cocina. ¡Nos  va todo genial! Ah, y no lo olvidéis, nos encontramos en la calle Marqués del Muni número 6.

RE: CUENTO EL ENTIERRO DE LA SARDINA.ARIANNA MOLINA GARCÍA 2 ESO B GRAN CANARIA



ari_kanarias_99 <ari_kanarias_99@hotmail.com> escribió:
EL ENTIERRO DE LA SARDINA
Cada año, después del carnaval se celebra el Entierro de la Sardina. La Sardina representa los vicios y el desenfreno que afloraron durante la fiesta.
El broche final del carnaval es la guerra de la sardina que símboloiza 3l fin del carnaval. La gente se disfraza de viudas y viudos porque se sienten así, porque el carnaval se acaba.
La Sardina la llevan por todo el pueblo mostrandola y los seguidores del carnaval detrás, riéndose y haciéndose los sufridos por la pérdida de la Sardina.
Delante de la iglesia, se baja la sardina y se le prende fuego. Así se despide el carnaval hasta el año siguiente. Después de esta fiesta viene el miércoles de ceniza donde se entierra al pasado. Ya queda menos para las vacaciones de Semana Santa.

ARIANNA MOLINA GARCÍA . GRAN CANARIA 2 ESO B






Enviado desde Samsung tablet

ari_kanarias_99 <ari_kanarias_99@hotmail.com> escribió:
EL ENTIERRO DE LA SARDINA.

Cada año, después del carnaval se celebra el Entierro de la Sardina. La Sardina representa los vicios y el desenfreno que afloraron durante la fiesta.
El broche final del carnaval es la guerra de la sardina que símboloiza 3l fin del carnaval. La gente se disfraza de viudas y viudos porque se sienten así, porque el carnaval se acaba.
La Sardina la llevan por todo el pueblo mostrandola y los seguidores del carnaval detrás, riéndose y haciéndose los sufridos por la pérdida de la Sardina.
Delante de la iglesia, se baja la sardina y se le prende fuego. Así se despide el carnaval hasta el año siguiente. Después de esta fiesta viene el miércoles de ceniza donde se entierra al pasado. Ya queda menos para las vacaciones de Semana Santa.

ARIANNA MOLINA GARCÍA. GRAN CANARIA



ari_kanarias_99 <ari_kanarias_99@hotmail.com> escribió:
Cada año, después del carnaval se celebra el Entierro de la Sardina. La Sardina representa los vicios y el desenfreno que afloraron durante la fiesta.
El broche final del carnaval es la guerra de la sardina que símboloiza 3l fin del carnaval. La gente se disfraza de viudas y viudos porque se sienten así, porque el carnaval se acaba.
La Sardina la llevan por todo el pueblo mostrandola y los seguidores del carnaval detrás, riéndose y haciéndose los sufridos por la pérdida de la Sardina.
Delante de la iglesia, se baja la sardina y se le prende fuego. Así se despide el carnaval hasta el año siguiente. Después de esta fiesta viene el miércoles de ceniza donde se entierra al pasado. Ya queda menos para las vacaciones de Semana Santa.

CUENTO EL ENTIERRO DE LA SARDINA.

Cada año, después del carnaval se celebra el Entierro de la Sardina. La Sardina representa los vicios y el desenfreno que afloraron durante la fiesta.
El broche final del carnaval es la guerra de la sardina que símboloiza 3l fin del carnaval. La gente se disfraza de viudas y viudos porque se sienten así, porque el carnaval se acaba.
La Sardina la llevan por todo el pueblo mostrandola y los seguidores del carnaval detrás, riéndose y haciéndose los sufridos por la pérdida de la Sardina.
Delante de la iglesia, se baja la sardina y se le prende fuego. Así se despide el carnaval hasta el año siguiente. Después de esta fiesta viene el miércoles de ceniza donde se entierra al pasado. Ya queda menos para las vacaciones de Semana Santa.

Entierro de la Sardina .Johanna De Agrela. 2do B

           Entierro de la Sardina

 

Esa tarde entre la muchedumbre estaba yo observando

a unas mujeres de negro llorando detrás de una inmensa 

Sardina que se estaba quemando, pensé:

¿Qué desperdicio! Tan ricas que son las sardinas, con

tantas vitaminas, tan llenas de vida nadando por los

océanos, ¡que desperdicio! Y pensar que su fin será

este , quemadas en medio de una multitud, unas personas

llorando y otras aplaudiendo ; o devoradas por nosotros

en medio de un suculento plato de comida, ¡pobre Sardina ¡ ,

después de una vida de alegría y gozo, termina para darle

alegría y gozo a todos nosotros.

El cumpleaños de Faustino.Jorge Rodríguez Hernández.Gran Canaria.

Faustino era un niño de ojos marrones, pelo negro y piel morena.
Un día dijo Faustino: " Mamá,  mañana es mi cumpleaños y quiero montar una fiesta chupiguay; quiero invitar a todos mis amigos".
 Más tarde Faustino llamó a todos sus amigos más íntimos: Antón, Ambrosio, Pablo y José.
 Estaban todos juntos jugando en el parque, de pronto dijo Ambrosio: " Faustino, ¿dónde vas a celebrar tu cumpleaños?".
!Es verdad! y ¿dónde lo celebro?- dijo Faustino. !Espera un momento! !Lo haré en la azotea de mi casa que es grande y amplia!
Llegó el día de su cumpleaños y en la azotea habían globos, piñata, un payaso llamado Piticlín...
Una hora después la fiesta estaba en su mejor momento pero de repente,  a Antonio resbaló y se hizo daño por lo que  en seguida lo llevaron al hospital !qué susto! En un momento se recuperó y regresó a la fiesta.
El cumpleaños duró hasta el anochecer. Todos se lo pasaron bien, aunque con un pequeño susto. Decidieron repetirlo cada vez que fuera el cumpleaños de algunos de ellos hasta que se hicieran adultos.

El entierro de la sardina. Adriana Mendoza Suárez .Gran Canaria

                                                          El entierro de la sardina

Una vez hace mucho tiempo en 1754 en época de carnavales un niño llamado Billi fue a la playa de las sardinas (llamada así por la cantidad de sardinas que los pesqueros pescaban allí).El niño se sentó en las rocas a observar estos peces tan divertidos cuando de repente apareció una gran sardina de aproximadamente de cuatro metros y medio. El niño asombrado se quedó mirando cuando tuvo la sensación de que la sardina iba hacia él. El niño en ese momento se fue corriendo a su casa asustado , pensando a quien podría contarle lo que le acababa de suceder. Cuando paso corriendo por la calle estuvo a punto de atropellarle un coche, de policía ,  en ese momento el policía paro el coche ,mientras que el niño le intentaba explicar lo que le había ocurrido al policía el policía no le paraba de repetir que eso no era posible pero el niño seguía insistiendo .El día siguiente ,el día de carnaval pescaron a la gran sardina y la quemaron en la plaza del pueblo ,por eso todos los años el día de carnaval se celebra el entierro de la sardina.

El entierro de la sardina. Adriana Mendoza Suárez . Gran Canaria

El entierro de la sardina. Paula Mateos García. Gran Canaria.

                 

                            El entierro de la sardina.


Me puse la pamela negra y salí de camino a la calle. Había una gran masa de gente, yo y mi amiga Lucía, estabamos listas para pasarlo bien.
Nuestra juventud solo nos permitía esa fiesta al año. Todabía era joven para beber, tenía 16 años. La fiesta comenzó en un callejón no muy
estrecho en el cual se guardaba la carroza principal. La gente iba disfrazada con vestidos de color negro y algunos detalles fuxias, también
llevaban pamelas de colores apagados. El recorrido era largo, pero se me paso por completo al bailar todo el camino con mi amiga. La carroza,
finalmente, llegó al casino. En el casino se paró y la gente dejo de bailar y comenzó a llorar. La sardina se prendió y todo acabó.

El entierro de la sardina. Nerea Godoy Rivero. Gran Canaria

 El entierro de la 
    sardina

Diario de Clara.16 de febrero, ¡Cuando ocurrió todo! 
¡Una nueva tienda en nuestro pueblo, quien lo podría creer! Estaba yo saliendo de la tienda ya que, me había comprado un pez, una tanto raro porque se parecía una sardina, pero como puede ser si las sardinas son de agua salada.Es de tontos pensaba yo.Por la tarde estaba muy encantada de mi nuevo pez Felipo. Llame a mi amigo Carlos para que lo viera, porque a él le encanta los animales.Tocaron a la puerta y fui abrir, era  Carlos.
-Hola Clara, ¿donde esta?,¿donde esta?, dime ¿donde esta?
-Tranquilo Carlos, esta arriba vamos,dije yo.
Abrimos la puerta y lo primero que hizo Carlos fue, pegarse en  la pecera. Luego me miro raro,como impactado.
-eeh Clara este pez es una sardina.
-Verdad que se parce, pero no creo que sea, es imposible ¿no?...
Mi madre había llegado del trabajo, subió y toco la puerta, le dije a Carlos que lo escondiera.
-Hija, ¿donde esta tu nuevo pez?
-Al final no me lo compre.
-Que pena, hola Carlos, bueno me voy a la cocina adiós.
-Carlos ponlo ya en la pecera.
Buscamos información y nada.Ya era la hora de que Carlos se fuera a su casa.Semana y semanas de investigación y no había ninguna explicación.
Se lo conté todo a mis padres y los que hicieron fue llevarlo asta el mar, ese día 16 de febrero mi familia y yo celebramos una fiesta llamada, " El entierro de la sardina"

La casa siniestra. Evelyn díaz jiménez. Gran Canaria.

La casa siniestra

En aquel pueblo tan siniestro había una niña llamada Lucia de 13 años , todos los días salia con su amiga Ana . Un día Lucia quería ir a una casa extraña pero Ana  le daba miedo, entonces Lucia fue sola, cuando Lucia entro a esa casa, oyó una voz, subió las escaleras sin hacer ruido, y vio una sombra detrás de la puerta de una habitación, y de pronto oyó unos pasos, Lucia se asusto y salio  corriendo de esa habitación. A Lucia le llamo la atención una foto que había en el salón, pero sabía que le sonaba de algo, y recordó que era su amigo Alejandro que se había muerto hace 2 años, y se asusto y salio corriendo de esa casa tan siniestra. Volvió a su casa y le contó a su padre lo que había pasado , y su padre le contó una historia sobre esa casa. Al día siguiente Lucia le contó a Ana lo que había ocurrido, Ana  no se lo creía pensaba que se burlaba de ella, así como que no se lo creía fueron a esa casa tan extraña, entraron, Lucia vio que estaba todo ordenado no como lo había dejado ella. Ana y Lucia entraron en una habitación vieron una sombra en la puerta, así que Lucia no pensaba de alejarse si no de acercarse , y vio que era Alejandro . Alejandro  se acerco y les hablo le dijo que les ayudara a salir de esta casa, Ana  y Lucia se miraron y no dudaron en ayudarlo. Lucia, Ana y Alejandro bajaron por las escaleras pero Alejandro no podía alguien se lo impedía , así que intentaron agarrarlo y bajarlo por las escaleras pero fue imposible, Ana fue a coger una soga que había en un cajón de una mesita de noche, la amarro a la cintura de Alejandro y las dos intentaron bajarlo con mucho esfuerzo, abrieron la puerta pero cada vez que la abría se le cerraba, así que Ana intento agarrarla y salieron de esa casa , cuando salieron una sombra salia del cuerpo de Alejandro y era eso lo que le impedía salir de la casa. Lucia y Ana llevaron a Alejandro  a la casa de Lucia, allí Alejandro les contó lo que había pasado en esa casa, así que no volvieron a pasar por delante de esa casa ni mucho menos a entrar a esa casa nunca más. 

El entierro de la sardina. Gracia Maria Vega del Pino. Gran Canaria.

                 El entierro de la sardina

Este año hemos quedado unos amigos y yo para ir al entierro de la sardina de Las Palmas. Hemos comprado unos disfraces muy divertidos. Y los mejores son los de mis amigos, seguro que estará guapísimo y maquillado mucho más. Para la ocasión hemos hecho un peluche en forma de sardina. Es súper gracioso y pensamos llevarlo. Tiene hasta un huequito para los pañuelos. También pensamos, sacar muchas fotos, de nosotros y del acto, para luego subirlo a mi blog. Espero pasármelo genial ya que es la primera vez que voy disfrazada y con mis amigos.

Échales un vistazo a mis fotos de Facebook.

Keren Sara Torres quiere compartir fotos y novedades contigo.
Ver las fotos de Keren Sara
Keren Sara te ha invitado a unirte a Facebook. Después de registrarte podrás mantenerte en contacto con tus amigos compartiendo fotos o vídeos, publicando actualizaciones de estado, enviando mensajes y mucho más.

Keren Sara Torres Suárez. El entierro de la sardina. Gran Canaria.


El entierro de la Sardina. Verónica Mendoza Díaz. Gran Canaria.

Carlos estaba muy nervioso, este iba a ser su primer carnaval, y lo pensaba pasar lo mejor posible.

     Su madre le había hecho un disfraz de payaso y tan solo le quedaban dos días para terminar de prepararlo.

     En el colegio también se iba a disfrazar y a participar en una murga. Su profesora Clara era la que le había enseñado lo divertido que era el carnaval y sobre todo el final; El entierro de la Sardina.

     Manuel, un amigo se encargaba de preparar la sardina y por primera vez el le había prometido ayudarle.

     Ya era carnaval, todo estaba preparado: su disfraz, el de su madre, la sardina...

     Sólo quedaba salir a la calle y pasárselo bien.

     Por fin sacaron la sardina, y ya la estaban quemando, cuando Carlos pensó en todo lo que había esperado ese momento y la de carnavales que le quedaban todavía.

El entierro de la sardina: Ana C. Acosta Suárez . Gran Canaria

                                                  El entierro de la sardina


Había amanecido ya, eran las siete de la mañana. Raquel se levantó pronto pensando en el entierro de la sardina. Estaba ilusionada, pues esa fiesta le encantaba, su abuela le contaba cuando era pequeña que la sardina fue una gran salvación para todo el pueblo porque gracias a ella podían alimentarse, ya que era un pueblo pobre. Raquel no se lo creía, pensaba que aquello era una tontería, pero aun así iba. Ya eran las seis de la tarde y sus amigas la esperaban en la puerta de la casa. Ella impaciente salió corriendo. Llegaron a la plaza, allí todo el mundo vestía de negro. Esa sardina que se hacía cenizas poco a poco le recordó a su abuela que ya había fallecido. La sardina cada vez era más pequeña, Raquel veía a la gente que lloraba con falsedad, esta se sentía muy orgullosa de poder asistir a esa fiesta que tanto le gustaba a su abuela a la que quería mucho. Estaba muy feliz.

El entierro de la Sardina. Anabel Mª Jiménez Vega. Gran Canaria

El entierro de la Sardina.

Adriana es una joven que ha sufrido mucho por amor pues hace poco se enteró de que su novio, el amor de su vida, le había engañado con una de sus amigas. Quedo devastada pero afortunadamente ella contaba con la ayuda de sus verdaderas amigas, Alexia y Alexandra. Estas decidieron llevarla al entierro de la sardina al principio Adriana se negó pero al final la convencieron.

Cuando llego el día de la fiesta las chicas estaban entusiasmadas, menos Ariadna, aunque ella no sabía que ese día su vida cambiaria. Cuando llegaron a la fiesta Adriana se tropezó con un apuesto joven, se miraron a los ojos durante minutos horas o incluso años, no se sabe  pues se olvidaron de todo, solo existían ellos dos. En ese  momento Adriana supo que había encontrado a su alma gemela y todo gracias al entierro de la sardina.

El entierro de la sardina. Yessenia Benitez Guillén 2ºC

La última vez que fui al entierro de la sardina de Gáldar , es decir, el año pasado, me lo pasé muy bien con mis amigas, al principio no quería ir, pues no tenía muchas ganas , estaba cansada del día anterior que fue la cabalgata. Pero al final me animaron a ir y la verdad no me arrepiento de haberlo echo menos mal y fui y me lo pasémuy bien que quedarme en mi casa aburrida. Espero ir este año también y pasarmelo igual de bien o mejor.

El entierro de la sardina. Fran Aleman Alonso. Gran Canaria

Había un chico llamado David al que no le gustaba el entierro de la sardina porque para él era absurdo. Hacía que no iba desde hace ya 6 años, cuando tocaba el día todos sus amigos/as iban al entierro de la sardina mientras él se quedaba solo en su casa. Él veía la carroza pasar delante de su casa todos los años y cuanto mas la veía mas coraje le deba ese día, hasta que uno de sus amigos viendo que david estaba solo, lo obligó a que le acompañara a ver si se animaba un poco ya que era el último día de carnaval. Su amigo lo llevó detrás de la carroza durante todo el recorrido hasta llevarlo al punto donde se le prende fuego. David parecía divertirse pero lo único que hacía era disimular, la fiesta seguía sin gustarle.

La leyenda del Elmer. Gracia María Vega del Pino. Gran Canaria.

                                                      

 

                                La leyenda del Elmer

David, su hermana Sara, su mejor amiga Judit y sus padres se van de vacaciones a un pueblo llamado El Tejano, donde viven sus abuelos. Cerca de ese pueblo se encuentra una cordillera llamada Elmer. Al llegar les recibieron preparando la merienda. Mientras la abuela ponía la comida en la mesa los chicos contaban anécdotas. Sara con tan solo 4 años intentaba subir a uno de los taburetes de la que cayó. Se lamento y en ese momento el rostro alegre del abuelo cambio inesperadamente. - ¿Qué te pasa abuelo? Pregunto David muy preocupado. Los padres de David se llevaron a Sara fuera, entonces el abuelo respondió a la pregunta que le había hecho. – Bueno, no es nada muy importante tu sabes que los mayores nos asustamos por nada. Decía el abuelo intentando no decir la verdad a los chicos. –Abuelo no me engañas, nunca te has sorprendido como hoy lo has hecho, dinos lo que te pasa. Indeciso y cabizbajo empezó a contar la historia. – No os debéis preocupar es solo una leyenda. Hace mucho tiempo vinieron al pueblo un grupo de excursionistas que querían subir a la cima de la cordillera Elmer. Una mañana muy temprano salieron del pueblo para llegar allí antes del atardecer. Pero ese día era muy ventoso, y era casi imposible caminar y mantener el equilibrio al mismo tiempo. A poco para llegar uno de los excursionistas perdió el equilibrio y sin querer empujo al vacio a uno de sus compañeros. Me he asustado porque yo y muchas personas del pueblo  hemos oído el lamento.

 David y Judit entusiasmados por la historia que les había contado su abuelo.  Decidieron hacer un plan, para que su padre le llevara esa misma noche a la casa que tienen los abuelos en la montaña. Cuando los padres entraron en casa se lo contaron, pero su padre no estaba muy decidido, así  que la abuela ayudo a los niños a animar a su padre.

Prepararon lo necesario. Ya en la casa de la montaña el padre y Sara estaban durmiendo. Ellos  salieron y decidieron emprender la aventura. Cuando salieron escucharon el lamento. En ese momento se asustaron pero era más la curiosidad que el miedo.

Cada vez se escuchaba más cerca el lamento. Solo  había una gran roca con una grita. De alguna forma el viento conseguía entrar en aquella grieta y producir ese sonido. -¿Por qué se escucharía desde ese día el ruido y no antes? Pregunto Judit a David. David tardo en responderle.- Creo que ya sé que paso, ellos como nosotros, intentarían subir pero se encontraron con la roca y  no podían pasar a sí que seguramente intentaron romperla pero solo consiguieron hacer esa pequeña rendija. –Si, ¿pero como explicas que nadie volvió a ver aquel excursionista? Pues ellos serian ingleses y en el pueblo casi nadie habla inglés y no sabrían a ciencia cierta lo que paso, y puede que el otro llegara antes que los demás a la guagua que les llevaría a otro sitio .y no lo vieran. Los chicos alegres decidieron volver a la casa de la montaña y por la mañana contar a los abuelos lo sucedido.

La leyenda del Elmer. Gracia María Vega del Pino. Gran Canaria.

  
   

                                                                                                  La leyenda del Elmer

David, su hermana Sara, su mejor amiga Judit y sus padres se van de vacaciones a un pueblo llamado El Tejano, donde viven sus abuelos. Cerca de ese pueblo se encuentra una cordillera llamada Elmer. Al llegar les recibieron preparando la merienda. Mientras la abuela ponía la comida en la mesa los chicos contaban anécdotas. Sara con tan solo 4 años intentaba subir a uno de los taburetes de la que cayó. Se lamento y en ese momento el rostro alegre del abuelo cambio inesperadamente. - ¿Qué te pasa abuelo? Pregunto David muy preocupado. Los padres de David se llevaron a Sara fuera, entonces el abuelo respondió a la pregunta que le había hecho. – Bueno, no es nada muy importante tu sabes que los mayores nos asustamos por nada. Decía el abuelo intentando no decir la verdad a los chicos. –Abuelo no me engañas, nunca te has sorprendido como hoy lo has hecho, dinos lo que te pasa. Indeciso y cabizbajo empezó a contar la historia. – No os debéis preocupar es solo una leyenda. Hace mucho tiempo vinieron al pueblo un grupo de excursionistas que querían subir a la cima de la cordillera Elmer. Una mañana muy temprano salieron del pueblo para llegar allí antes del atardecer. Pero ese día era muy ventoso, y era casi imposible caminar y mantener el equilibrio al mismo tiempo. A poco para llegar uno de los excursionistas perdió el equilibrio y sin querer empujo al vacio a uno de sus compañeros. Me he asustado porque yo y muchas personas del pueblo  hemos oído el lamento.

 David y Judit entusiasmados por la historia que les había contado su abuelo.  Decidieron hacer un plan, para que su padre le llevara esa misma noche a la casa que tienen los abuelos en la montaña. Cuando los padres entraron en casa se lo contaron, pero su padre no estaba muy decidido, así  que la abuela ayudo a los niños a animar a su padre.

Prepararon lo necesario. Ya en la casa de la montaña el padre y Sara estaban durmiendo. Ellos  salieron y decidieron emprender la aventura. Cuando salieron escucharon el lamento. En ese momento se asustaron pero era más la curiosidad que el miedo.

Cada vez se escuchaba más cerca el lamento. Solo  había una gran roca con una grita. De alguna forma el viento conseguía entrar en aquella grieta y producir ese sonido. -¿Por qué se escucharía desde ese día el ruido y no antes? Pregunto Judit a David. David tardo en responderle.- Creo que ya sé que paso, ellos como nosotros, intentarían subir pero se encontraron con la roca y  no podían pasar a sí que seguramente intentaron romperla pero solo consiguieron hacer esa pequeña rendija. –Si, ¿pero como explicas que nadie volvió a ver aquel excursionista? Pues ellos serian ingleses y en el pueblo casi nadie habla inglés y no sabrían a ciencia cierta lo que paso, y puede que el otro llegara antes que los demás a la guagua que les llevaría a otro sitio .y no lo vieran. Los chicos alegres decidieron volver a la casa de la montaña y por la mañana contar a los abuelos lo sucedido.

 

El entierro de la sardina.Melisa Díaz Jiménez.Gran Canaria.

Jenifer es una adolecente que, acababa de cumplir los 18 años,vive en
Agaete. A ella le encanta el carnaval ,siempre esperaba ese día
ansiosamente. Antes de que llegara el carnaval ya tenía todo planeado.
Cuando,por fin ese día llego, Jenifer estaba muy contenta.Bajo las
escaleras de su casa para dirigirse al salón. Miró a sus padres,
estaban viendo la televisión.
-Papá,mama ¿Puedo ir con mis amigas al entierro de la sardina?Dijo
ella contenta.
-No. Dijieron considiendo decirlo a la vez.
-¿Porque?Dijo ella, extrañada.
-Porque,mañana tienes un examen de mates y es lo peor que se te
da.Dijo la madre dispuesta a no cambiar de opinión.
-Pero...ya estudie.Dijo ella.
-Ni pero ni nada vete a estudiar.Dijo la madre.
Subio las escaleras sin ganas y con mucha furia. Al cabo de una hora,
ya había terminado de repasar.Pensó lo guay que seria ir.No se lo pensó
más, cojio ropa negra y se arreglo.Bajo las escaleras poco a poco
cuidadosamente.Salio por el patio trasero. Derrepente Duque el perro
de jenifer comenso a ladrar,Jenifer en voz baja lo mando a callar.El
padre se asomo al balcón pero ella justo a tiempo se escondio casi la
ve. Al final eso no le impedio salir a Jenifer. Fue se lo pasó como
nunca.Lo mejor de todo esque había aprobado el examen y juro no
escaparse nunca mas y mucho menos mentir a sus padres.

El entierro de la sardina.Melisa Díaz Jiménez

Jenifer es una adolecente que, acababa de cumplir los 18 años,vive en
Agaete. A ella le encanta el carnaval ,siempre esperaba ese día
ansiosamente. Antes de que llegara el carnaval ya tenía todo planeado.
Cuando,por fin ese día llego, Jenifer estaba muy contenta.Bajo las
escaleras de su casa para dirigirse al salón. Miró a sus padres,
estaban viendo la televisión.
-Papá,mama ¿Puedo ir con mis amigas al entierro de la sardina?Dijo
ella contenta.
-No. Dijieron considiendo decirlo a la vez.
-¿Porque?Dijo ella, extrañada.
-Porque,mañana tienes un examen de mates y es lo peor que se te
da.Dijo la madre dispuesta a no cambiar de opinión.
-Pero...ya estudie.Dijo ella.
Ni pero ni nada vete a estudiar.Dijo la madre.
Subio las escaleras sin ganas y con mucha furia. Al cabo de una hora,
ya había terminado de repasar.Pensó lo gay que seria ir.No se lo pensó
más cojio ropa negra y se arreglo.Bajo las escaleras poco a poco
cuidadosamente.Salio por el patio trasero. Derrepente Duque el perro
de jenifer comenso a ladrar,Jenifer en voz baja lo mando a callar.El
padre se asomo al balcón pero ella justo a tiempo se escondio casi la
ve. Al final eso no le impedio salir a Jenifer. Fue se lo pasó como
nunca.Lo mejor de todo esque había aprobado el examen y juro no
escaparse nunca mas y mucho menos mentir a sus padres.

El entierro de la sardina. Evelyn díaz jiménez

El entierro de la sardina es una ceremonia con la que se anuncia el fin del carnaval en todo el mundo. Una gigantesca sardina , construida de cartón piedra, se coloca en lo alto de una carroza , en el desfile participan comparsas y personas disfrazadas que bailan al ritmo de la música típica del carnaval. El entierro de la sardina carnavalesca se celebra tradicionalmente el miércoles de ceniza, y se hace a las 7 de la tarde, a continuación de terminar el entierro de la sardina siempre se suele de celebrar un baile que es fin de carnaval .    


El entierro de la sardina. Evelyn díaz jiménez. Gran Canaria.

El entierro de la sardina es una ceremonia con la que se anuncia el fin del carnaval en todo el mundo. Una gigantesca sardina , construida de cartón piedra, se coloca en lo alto de una carroza , en el desfile participan comparsas y personas disfrazadas que bailan al ritmo de la música típica del carnaval. El entierro de la sardina carnavalesca se celebra tradicionalmente el miércoles de ceniza, y se hace a las 7 de la tarde, a continuación de terminar el entierro de la sardina siempre se suele de celebrar un baile que es fin de carnaval .            




El entierro de la sardina. Mariam Minimono Rodríguez. Gran Canaria.

         El entierro de la sardina
Hoy Raul nos preguntó en clase que si íbamos con él al entierro de la sardina. Nosotros nos miramos unos a otros y yo me decidí a preguntar que, qué era el entierro de la sardina. Él se rió y me respondió que era una fiesta que simbolizaba el final del carnaval y que en ella la gente iba por las calles disfrazada cantando y bailando hasta que al final de la fiesta se quemaba la sardina que había hecho la gente del pueblo. A nosotros no emocionó tanto la idea que decidimos acompañarle.

El entierro de la sardina. Mariam Minimono Rodríguez. Gran Canaria

                             El entierro de la sardina

Hoy Raul nos preguntó en clase, que si ibamos con él a el entierro de la sardina. Nosotros nos miramos unos a otros y yo me decidí a perguntar que, que era el entierro de la sardina, él se rió y me respondió que era una fiesta que simbolizaba el final de el carnaval y que en ella la gente iva disfrazada por las calles cantando y bailando y al final de la fiesta se quemaba una sardina que habia echo la gante del pueblo. A nosotros nos emocionó tanto la idea que decidímos acompañarle.

La carta. Luis Álamo Rodríguez. Gran Canaria

                                                                       LA CARTA
Mi hermano Pedro y yo, cada 26 de enero, echamos a andar por algún sitio, con el fin de encontrar algo extraño. Este año vamos a investigar una casa abandonada, que está bastante lejos de nuestra casa. La razón por la que vamos es que esa mansión perteneció a uno de nuestros antepasados, que pudo haber vivido muchos años más si no hubiera desaparecido por sorpresa. Todo lo que  sabemos de él es que salió a caminar una mañana del 26 de enero de 1920 y nadie le ha vuelto a ver desde entonces.
Ese día estábamos muy inquietos, por lo que pudiéramos encontrar, aún así cogimos lo necesario y echamos a andar. Llegamos y vimos la casa, que se notaba que estaba abandonada, aunque un libro tirado en el suelo de madera húmedo y desagradable llamó nuestra atención. La casa estaba desierta, pero presentaba un cierto aire que nos ponía nerviosos, sentíamos como nuestros músculos se engarrotaban, pero nos armamos de valor y valentía y cogimos el libro, no era un libro cualquiera, le faltaba una página y muchas hojas estaban sueltas en el interior de él . Nos pareció misterioso y decidimos meterlo en nuestra mochila. Seguimos con nuestro viaje por las entrañas de esa inmensa casa, pronto, nos encontramos con un armario, el único que había en toda la casa, abrimos un cajón y dentro había un fragmento de hoja que decía: si estás viendo esto quiere decir que ya me estaré muerto. Cogimos el otro libro y pronto comprobamos que era parte de la hoja que estaba rota en muchos trocitos. Seguimos en busca de otra señal como esa. No encontramos nada más y como ya era bastante tarde decidimos irnos y volver a nuestras casas, pero nos dijimos: ¡Otro día volveremos a entrar!
Esa noche investigué todo lo que pude el libro encontrado, y me dio muchas pistas de como encontrar el supuesto cuerpo del desaparecido. Ya por la mañana llamé a Pedro y volvimos a entrar, ese día fue muy especial porque pudimos completar toda la hoja y parecía ser una carta de esa persona. Ese señor tenía una gran amiga a la que le enviaba la carta, pensamos en ir a su casa, su dirección figuraba en la parte trasera de ella. Volvimos a salir, ya pensando en nuestra entrada a la casa de esa señora.
Al día siguiente, entramos en la casa y nos pareció extraño porque todo estaba colocado igual a la otra casa, sólo que era un poco más pequeña. Vimos el mismo mueble, lo abrimos y había otra carta, pero en este caso era la chica la que intentaba escribir al hombre. Pronto descubrimos unos portarretratos que tenían fotos de ellos dos juntos y supimos que estaban casados. Debajo de una de las camas encontramos un álbum de fotos antiguas, la primera foto pertenecía al muelle de nuestro barrio, sacamos la fotografía y por detrás estaba escrito: "El día de nuestro aniversario vendremos aquí y nos lo pasaremos muy bien." Con ese dato concluímos la búsqueda.
Llegamos a dicho puerto, no tardamos en encontrar una marca en el suelo que decía "Te amo pero ahora no estás conmigo." En seguida caímos en la cuenta de que el hombre se había matado para salvar a la muchacha, pero ella murió dos años después a causa de una depresión. Hablamos con las personas más ancianas del lugar y pudimos destapar información, como que había una asesino. Nos dimos cuenta de que ese ladrón había matado a nuestro antepasado y la mujer había vuelto al lugar de los hechos y escribió esa marca.

El entierro de las sardinas. Luis Álamo Rodríguez. Gran Canaria

                                                   El Entierro De Las Sardinas
Un año de los que voy al entierro de las sardinas me pareció especial, porque a parte del humor, dediqué ese día a mis abuelos, que siempre están ahí para ayudarme, también aprovecho el tiempo para estar con mi familia en ese día. Ese año fue toda mi familia a acompañarme. El entierro de las sardinas, indica el principio de la Cuaresma, uno de los tiempos más bonitos para los cristianos. Las risas son la tónica de ese día, pero también es un día para recordar a la familia, por eso fue un especial para mi, porque ese día me acordé de mi familia y cómo ningún otro los tenía al lado mío.

El entierro de la sardina. Javier Campos Bolaños. Gran Canaria

Una vez estaban tres chicos en una isla llamada Gran Canaria,eran los primeros que llegaban a la isla.Los niños de cuidaron y se pusieron nombres propios,los niños se llamaban Javier,Pablo y Jorge.Javier fue en busca de comida y derrepente...Javier se extraño por lo que habia encontrado.!Era una sardina¡ Javier se la quedó y la llamó Josefina.Josefina se quedo con los chicos cinco años.Una mañana los chicos miraron al mar y había un bote.Los chicos cojieron la sardina y subieron.En alta mar,vieron que se acercaba una ola y al ver Javier que la ola se llevaba con ella la sardina,rompió a llorar.En ese momento Pablo y Jorge despreocupados le contestaron : ''Tranquilo solo era una sardina'' y con lágrimas en los ojos Javier respondió : ''No era una sardina cualquiera,era Josefina''.

Pablo Del Rosario . El entierro de la sardina

Estaba en Guía el día del entierro de la sardina y habían montón de puestos: de helados, de algodone de azúcar, de roscas y los cochitos.Mucha gente de Guía: niños, padre, madres, ancianos ... Todos esperando el momento para ver como la carrosa transportada por gente del pueblo traía a la sardina que iba a ser quemada en señal del fin del carnaval.

El entierro de la sardina. Jorge Rodríguez Hernández. Gran Canaria

 Al salir del instituto, Joel comentaba con sus amigos: !Qué guay! Hoy es el día de la cabalgata del Carnaval y entierran a la sardina. !Oye! ¿Quedamos y vamos todos juntos?- dijo Joel.
 
!Vale! Yo me disfrazaré de cabra-dijo Antonio.
 
Y ¿tú Pablo?- dijo Joel.
 
Yo no me disfrazo, no voy. Eso es para niños chicos.
 
!Qué va!-dijo Antonio. !Si es para pasárselo bien!
 
Llegó la tarde y la cabalgata iba a dar comienzo. Pablo que había ido a curiosear vio a Joel y a Antonio. Joel estaba disfrazado de sardina y Antonio de cabra.
 
Pablo se acercó y les dijo que le estaba entrando ganas de disfrazarse. Así que, fue a su casa rápido y se disfrazó de conejo.
A partir de ese momento los tres amigos nunca faltaron a un carnaval.

El Entierro De La Sardina . Diego Vega Castellano . Gran Canaria

      Erase una vez un niño llamado Alberto,que no sabia cuando era el entierro de la sardina.Entonces ese día Alberto fue a la cancha con sus amigos y después fueron a casa de Joel para jugar , en esto la madre lo llama y le dice que vaya para la casa que iban a salir .Cuando llegó a la casa la madre le dice que se vistiese , que iban a ir a la plaza.Cuando llegaron a la plaza,vieron a todo el mundo llorando y vestidos de negro .El entierro de la sardina que anuncia el fin del carnaval .Los entierros suelen consistir en un desfile carnavalesco en el que se quema una sardina . El entierro de la sardina se celebra fundamentalmente el miércoles de Ceniza .Y desde ese día a Alberto no se le iba a olvidar el entierro de la sardina .
                                                       
                                                                                        FIN .

El Entierro De La Sardina.José Antonio Castellano Rodriguéz. Gran Canaria.

Las mujeres en la parte superior de la carroza vestian de negro y
fingian llorar al lado de una estructura cilindrica formado por papel
y carton muy similar a un pez . La carroza remolcada por un
todoterreno avanzaba hasta el centro del pueblo , la plaza . Una vez
llegado al lugar predestinado , siendo de noche , una llama encendida
por un mechero de una de las mujeres insineraba a la estructura de
papel . Los trozos de carton y papel se desprendian y caian al suelo
quemandose poco a poco , dejando la estructura de metal al descubierto
. Cuando todos los restos de papel se quemaron . Las mujeres lloraban
más fuertemente y la velada llegaba a su fin la estructura metalica
fue remolcada por segunda vez hasta el taller.




FIN
                                                             Sardina
 
 
El día 1 y el día 2 de Marzo fuimos a la piscina de Telde , la siguiente semana fuimos a la playa
fue muy emocionante porque pescamos mucho sobretodo cuando le compraron la caña a mi
primo, la verdad es que nos picamos yo cogí mas pescados que él pero el cogió una sardina
bueno yo lo disfruté por la noche era la mejor sardina que e probado.
 
 
                                                     Risa