Tadeo jimenez garcia: Tengo sed

 

 

                                                                                         Tengo sed

 

 

Era un día caluroso de verano y yo Pepito Perez Rodrigez estaba tumbado en el  sofá  en calzoncillos con todas las ventanas abiertas y tres ventiladores refrescando el ambiente. De repente se me antojo beberme una cerveza fresca, así que me puse los zapatos y salí en calzoncillos a comprar cervezas a el supermercado que había enfrente de mi casa. Fui a cruzar a carretera y se me engancho el calzoncillos a una farola, tiré de el y se me rompió, entonces me quede desnudo, tras un par de segundos me arme de valor y me dije a mi mismo: estoy en bolas, pero tengo sed. Cruce la carretera sin vergüenza ninguna y cuando iba llegando y cuando iba llegando a la puerta del supermercado iban saliendo tres ancianas que me dijeron: guapo, tío bueno, polvorón, tutti fruti, queremos un hijo tuyo. Yo lógicamente me reí y les dije : muchas gracias señoras. Entre y me dirigí a las cervezas, una mujer que estaba con su hijo comprando me miró con cara de asco. Llegue a la caja y la dependienta me cobro yo pague y me fui. Cuando llegue a la puerta de mi casa me estaban esperando dos policías que me pusieron una multa de 300 euros por escandalo publico.


ZULEIMA QUINTANA MEDINA 1ºB
Un día mientras Alicia iba con su madre a comprar ,vio un juguete que le gustaba mucho  y fue a verlo, pero cuando se dio cuenta ya no veía a la madre durante días la niña estuvo buscándola pero buscaba y buscaba y no daba con ella  lo único que pasaba por su mente era tengo hambre.

          Un día mientras paseaba por la calle como siempre buscando a su madre se encontró cinco euros. Con ese dinero se compró un poco de comida y con el dinero que le sobró lo cogió para llamar a su madre. Cuando encontró a su madre Alicia se puso  muy contenta y a partir de ese día no se volvió a separar de ella.

Zuleima del Pino Gonzalez Santiago. 1º ESO B. Gran Canaria

Título: Mar

Cuando me sumerjo bajo el agua, 

Siento como si mi cuerpo fuese el de una sirena.

El mar, el mar, el mar.

tan ágil para moverse como para nadar.

El mar, el mar, el mar.

Cuando me sumerjo bajo el agua, 

el mar, el mar, el mar.

Siento como si fuera mi hogar.

el mar, el mar, el mar.

Solo siento paz y tranquilidad.

Zuleima del Pino Gonzalez Santiago. 1º ESO B. Gran Canaria

 Título: AMOR

Amor, amor, amor.

Te escribo mil y una canción.

Amor, amor, amor.

Solo, lo único que quiero, es alegrarte tu corazón.

Amor, amor, amor.

Tengo una extraña sensación cuando te miro con obsesión.

Amor, amor, amor.



Nidia Moreno Guillen.Tengo sed.Gran Canaria

 Aquel año a mi madre le dieron ganas de ir a Marruecos,ya que a ella le gusta mucho la cultura marroquí.
Cuando llegamos al aeropuerto vimos a un hombre con un cartel con nuestros nombres.Él nos explicó que era el que nos llevaría al hotel.Nos subimos en una vieja furgoneta.Cuando empezamos a alejarnos del centro de la ciudad mi madre y yo empezamos a asustarnos;después de una hora llendo por una vieja y pedregosa carretera el hombre paró la furgoneta y nos abrió la puerta,nos gritó:-¡fuera,fuera!Yo le conteste:-¡qué dices!.Y repitió.-¡fuera,fuera!Como mi madre y yo lo vimos tan agitado nos bajamos.Nuestra sorpresa fué cuando se volvió a subir y arrancó la furgoneta y se fué rápido.Nos dejó allí tiradas sin nada ,menos mal que yo nunca me separó de mi móvil y el no se dió cuenta que lo llevaba en el bolsillo.Así que mire en internet donde estabamos y apareció que estabamos cerca de un pequeño pueblo.Así que decidimos caminar,estubimos andando mucho tiempo y ya no podía más y me senté en el suelo le dijé a mi madre que se fuera ella que yo tenía sed y no podía más.Ella me dijo que me estubiera tranquila que seguro que quedaba poco.Yo me desmaye.Escuche a mi madre diciendome:¡despierta,despierta!Abrí los ojos y estaba en el avión acababamos de llegar al aeropuerto todo había sido un sueño eso sí,le dije que cojeríamos un taxi para ir al hotel.

TENGO HAMBRE.ARANCHA VERA CASTELLANO.GRAN CANARIA


TENGO HAMBRE


Irina y sus amigas salen a dar una vuelta al bosque y a comer allí. Todas habían llevado algo para compartir. Cuando llegaron se llevaron una gran sorpresa: ¡todos los animales habían tenido crías! Así que le dieron un poco de comida a algunos:al conejo y sus crías les dieron sus zanahorias, a las golondrinas le dieron galletas, a las ardillas un puñado de frutos secos y a los renacuajos le dieron miguitas de pan.


Mientras todas las niñas observaban como las hormigas cargaban con su comida una de las niñas exclamó:

-¡Tengo hambre! ¿Podemos comer ya?-a lo que las demás le responden:

-Pues claro.

Pero cuando fueron a buscar la comida en la cesta¡no había nada de comida se la habían dado todas a los animales!Ante esta situación una de ellas dijo:

-Le hemos dado nuestra comida a los animales y nos hemos quedado sin comida pero ellos tienen que trabajar para alimentarse y nosotras podemos comer al llegar a casa.

Así que todas se van de camino a casa muy contentas aunque también hambrientas.

Invitación para utilizar Google Talk

-----------------------------------------------------------------------

Christian Sanchez Alonso te ha enviado una invitación para utilizar Google Talk.

Si ya tienes una cuenta de Google, inicia sesión en Gmail y acepta
esta invitación de chat:
http://mail.google.com/mail/invite/ANGjdJ9tjTvvg8j_ObM2yUJ3NWk_Y4Qe7ON3Nrjwn1HpsMj1ZVjL4BXigZNk_8uX3db3nHzVe2FENaCYxmxp

Para solicitar una cuenta de Google y empezar a utilizar Google Talk, visita:
http://mail.google.com/mail/invite/ANGjdJ912lH4qO-CK9EujjCzfRPaWSj7etc0hKelLDIANMjtUwdfvZ-3qqPYkLlUZsuxpMmO-9NoDYDCfpmi?pc=es-rf---a

Más información en:
http://www.google.com/intl/es/landing/accounts/


Gracias,
El equipo de Google

Tengo hambre. Eva Pérez Luján. Gran Canaria.

 En el instituto, el grupo de "Derechos Humanos" está planeando una campaña de recogida de alimentos. Este proyecto ha nacido porque gente de nuestra isla lo está pasando mal, ya que dado el elevado grado de paro existente, o bien están en la calle o en un estado precario de productos básicos.

 

 Para conseguir su objetivo, están organizando diferentes actividades. Una de ellas será la puesta en marcha de un mercadillo solidario todos los domingos en la plaza de Guía. Donde venderán artículos de segunda mano, donados por personas que no lo necesitan. Otra de las actividades es hacer una gala solidaria donde jóvenes de nuestro municipio harán todo tipo de actuaciones: bailes, cantos, teatros,... El pago para poder asistir será de cinco euros o una bolsa de alimentos del mismo importe o superior. En el centro también se pondrá un contenedor de ropa para donar la que tengamos en desuso.

 

 El nombre que han decidido ponerle a esta campaña es "Tengo hambre", aunque a primera vista puede ser un título extraño, este grupo asegura que es claro, sin adornos y directo, con el que buscan ablandar el corazón de muchas personas para que se unan a la causa.

Tengo hambre. Marta García Castellano.Gran Canaria

Hoy 27 de Septiembre, llegó un niño nuevo a clases, se llama Daniel. Todos los de la clase nos presentamos y todos nos llevamos bien con el.
A la hora del recreo, fuimos con el y le preguntamos que trajo para comer y el nos contestó que trajo una plátano, pero que no se lo iba a comer porque no le gustaba ninguna fruta. Nosotros le dijimos que no lo tirara, que hay niños pobres en el mundo, pero el no nos hizo caso. 
Al día siguiente le vimos en el recreo sentado en una esquina sin comer, le preguntamos si ya había comido y nos dijo que no, que en su casa no habían hecho la compra y que solo había fruta. Nosotros con todo el respeto que tenemos hacia el le dijimos que eso le pasa por no comer comida de la que su madre le prepara y nos dijo que teníamos razón, que ahora en adelante va a comer comida que le preparan.

DIANDRA BOLAÑOS ORTIZ 2C GRAN CANARIA

 TENGO SED

Mi sueño siempre ha sido ir al desierto y recorrerlo en camello, lo considero una aventura única.

Un día me desperté en medio del desierto con un camello al lado y nada más. Me preguntaba que hacia yo allí. Me subí en el camello y fui en busca de agua y algunos árboles para protegerme del sol. No tenía reloj pero sabía que habían transcurrido muchas horas, seguía sin encontrar agua o algún árbol, tenía hambre y sed, el sol me estaba dando desde arriba. Se hizo de noche, estaba cansada así que me bajé del camello este se echó y yo me acurruqué en su lomo. Mientras me intentaba quedar dormida hubo una ventisca que duró unos minutos pero para mí se hizo eterna. Cuando terminó me levanté llorando y grité al aire libre:

-¡Quiero salir de aquí!

Al final me desperté todo era un horrible sueño.   

Tengo Sed. Sara María Hernández Rodríguez 2ºC

Hoy es 7 de Junio de 1997.Me encuentro en Marruecos,con mis ayudantes de investigación
estudiando los tesoros perdidos de Egipto.Hoy tocaba adentrarse en una antiguas 
ruinas en medio del desierto del Sáhara.Estuvimos buscando durante horas esas 
antiguas ruinas egipcias,pero nada,no hallamos completamente nada.Tanto habíamos
buscado que nos habíamos quedado sin agua los cuatro.Era una lucha tremenda por 
encontrar al menos una gota de agua.Solo quedaba yo,perdida en medio del desierto,
sin nadie.Tenía mucho calor,mucha sed...Me he despertado de pasar una noche muy
fría.¿Qué es eso?¿Un oasis?Me acerqué rápidamente cuando de pronto,se deshizo.
Era una imaginación mía,no me lo podía creer.Si en menos de 24 horas no encontraba
a nadie,iba a morir.Mi suerte llegó a la noche,unos marroquíes me encontraron tirada
en el suelo.Me llevaron a su casa,me recuperé y me fuí.Nunca dejaré de vivir
aventuras,pero claro,siempre con mucha agua.

Tengo Hambre. Cristina Ramos Castellano. Gran Canaria

Erase una vez en un pequeño pueblo de África, nació un niño llamado Omar. Como su familia era pobre y no tenían dinero para comprar alimento, iban todos los días a vender cosas que encontraban, para poder comprar comida. Un día cuando Omar cumplió seis años, decidió ir desde las siete de la mañana a vender los objetos que llevaba coleccionando desde los cuatro años.


Cuando encontró un sitio en el mercadillo, donde poner los objetos que iba a vender, vio una niña, de siete u ocho años, ir hacia donde él tenía los objetos que iba a vender.


La niña como vio que Omar estaba triste y un poco delgado decidió pagarle el objeto que iba a comprar con comida, Omar le dio las gracias y desde entonces cuando Omar va a vender, la niña le da un poco de comida. Un día Omar y su familia le hicieron un pequeño regalo a la niña, por ayudarles durante dos años seguidos.  

Zuleima del Pino Gonzalez Santiago. 1º ESO B. Gran Canaria

Amor, amor, amor.

Te escribo una canción diciéndote lo que siento yo.

Amor, amor, amor.

Solo, lo único que quiero, es alegrarte tu corazón.

Amor, amor, amor.

Es lo que siento mirándote con ilusión.